Ampuero se pronunció tras despido  (Mario Zapata)
Ampuero se pronunció tras despido (Mario Zapata)

manifestó este domingo que mientras fue procuradora ad hoc del caso Lava Jato intentó que todas las empresas involucradas en actos de corrupción, entre ellas , paguen la indemnización correspondiente al Estado.

La ex funcionaria — , por "pérdida de confianza"— señaló que la firma brasileña "quería poner sus condiciones" al momento de definir el pago de reparación civil. Según Ampuero, la constructora solo quería desembolsar US$60 millones.

"La suma nos pareció irrisoria por los graves daños que causaron al país (Odebrecht) y es ahí donde nosotros les decimos que los citaremos en una próxima reunión para que nosotros les demos la cifra, porque la condición de ellos era 'lo tomas o lo dejas'; si no se aceptaba el monto, entonces, iniciaría un proceso civil y que sea un juez el que firme", expresó en RPP.

Consultada sobre si consideraba si la compañía "estaba feliz" con su salida, ella contestó: "yo creo que sí".

Asimismo descartó que hubiera confundido sus roles como procuradora y aseguró que su principal preocupación fue "defender los intereses del Estado" cuando negociaba la reparación civil con la empresa.

Indicó que no se buscaba que Odebrecht quebrara, al impedir que pudiera vender sus activos del proyecto Olmos, sino que cumpliera con reparar los daños cometidos al país.

"Aquí no estamos diciendo que se va a llevar a la empresa a la quiebra, acá decimos que se investigue, no impunidad, y los que han robado que devuelvan lo que han robado, más una indemnización por el enorme daño que se le ha ocasionado al Estado", manifestó.