El , presidido por , planteará que los condenados bajo los delitos de narcotráfico y lavado de activos nunca más vuelvan a ocupar un cargo público.

Con esta que ha planteado el PJ, se busca que "el Estado no sea capturado por la corrupción ni por ningún otro delito, pues seríamos una cleptocracia o un narcoestado", señaló Rodríguez a medios locales.

Será el mismo Duberlí Rodríguez quien entregará esta propuesta al presidente de la República,  

“Es una respuesta para dar una señal al narcotráfico de que no se meta en política y no se le dé opción a un narcotraficante de que, cuando cumple su pena y se rehabilite, pueda operar en política”, indicó Rodríguez.

Además, con esta posible muerte civil, se pretende ayudar en la prevención de la infiltración de narcotraficantes liberados a la carrera electoral, tomando en cuenta que en octubre habrá unas nuevas elecciones municipales.

“Los políticos y partidos quedarían advertidos que deben ser cuidadosos en sus cuentas y aportes, que estos deben estar bancarizados y que deben dar cuenta de sus campañas de forma periódica y no cuando termine la misma”, agregó.

Puedes leer el comunicado completo aquí: