Módulos Temas Día

Juan Sheput Moore: "Es un error convertir a Sánchez en semihéroe"

"Yo respeto lo que puede decir el ministro del Interior, Carlos Basombrío, pero creo que no hay que felicitar a alguien por cumplir con su deber. Es tan pobre la institucionalidad en el país que nos felicitamos de vivir porque respiramos”.

Juan Sheput Moore

Juan Sheput Moore. Vocero alterno de PpK. (Perú21)

Juan Sheput Moore. Vocero alterno de PpK. (Perú21)

Perú21

Ricardo Monzón Kcomt
Ricardo Monzón Kcomt

En medio de los cuestionamientos que afronta el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez , el congresista Juan Sheput reconoce una labor “correcta” del magistrado, pero pide no “magnificarlo”.

¿Ha visto una lentitud en la labor de la Fiscalía, como dijo la congresista Rosa Bartra? ¿Cree que la celeridad de los últimos casos se debe, como dicen los fujimoristas, a la acusación constitucional contra Pablo Sánchez?
Sería terrible para el país que la Fiscalía reaccione por presión política, así que mal hacen los fujimoristas en pavonearse con que la Fiscalía esté actuando como consecuencia de su denuncia. Lo lógico es que la Fiscalía actúe porque encuentra indicios consistentes. Al decir que la Fiscalía actúa por presión, demuestran su impericia política y le hacen un tremendo daño al país porque Toledo y compañía pueden decir en todo el mundo que se actúa por presión. Hay que respetar los tiempos de la Fiscalía y el Poder Judicial (PJ).

¿Entonces sí ha sido diligente la Fiscalía en el caso Lava Jato?
Lo que sucede es que hay varios fiscales involucrados y, nos guste o no, estamos atados a lo que digan algunas personas que, a su vez, están comprometidas con la justicia brasileña. En otras palabras, no es algo que dependa exclusivamente de la justicia peruana, es una trama muy compleja. Por eso creo que, con excepción de Hamilton Castro, el resto de fiscales está a la altura de las circunstancias, empezando por Pablo Sánchez. No sé qué sería de todo esto si no estuviera Pablo Sánchez a la cabeza.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, dijo incluso que Sánchez era el mejor fiscal de la Nación que hemos tenido. ¿Coincide con eso?
No, ha habido otros fiscales. Yo respeto lo que puede decir el ministro, pero creo que no hay que felicitar a alguien por cumplir con su deber. Es tan pobre la institucionalidad en el país que nos felicitamos de vivir porque respiramos. Aquí las cosas no han terminado. Más bien, hay que estar observantes y desde el Ejecutivo hay que darle las facilidades. Pablo Sánchez es un personaje correcto, que está cumpliendo con su deber, pero que indiscutiblemente, como toda persona, también enfrenta una problemática: la lentitud en algunos procesos, la falta de firmeza en enfrentar disputas entre poderes y la dependencia de Brasil en algunos casos.

¿Entonces sí hay responsabilidad del fiscal Sánchez y no únicamente de los magistrados que dirigen los procesos?
Él, como titular, tiene que ser un gran proveedor, en materia de recursos, de sus fiscales. Un gran defensor.

¿Se atrevería a ponerle una nota a su desempeño?
Yo soy catedrático universitario y, para mí, la nota contempla muchas cosas. No quisiera decir un número, pero creo que él tiene un desempeño aceptable para los momentos que vive el país. Cometemos un error gravísimo si lo tratamos de convertir en un semihéroe. No hay que magnificarlo porque mañana sucede algo vinculado a una decisión política, entra otro y ese otro entra disminuido porque ya convirtieron en un semidiós al anterior. Qué tan mal estaremos que celebramos que se cumpla con la ley (risas).

¿Los mayores cuestionamientos se deben dirigir hacia el fiscal Hamilton Castro?
Hasta ahora, sí. A su favor hay que decir que es el que recibió los casos más complicados. Ahora, así como hoy el fujimorismo se vanagloria de (las acusaciones contra) los empresarios por su denuncia al fiscal de la Nación, estoy atento a la reacción de ellos mismos cuando el fiscal tenga que ver los casos vinculados a Joaquín Ramírez.

¿Y evitar el doble discurso?
Claro. Yo espero que sean igual de consistentes y también celebren la prontitud en los casos vinculados a Joaquín Ramírez, si de verdad están respetando la institucionalidad. Lo que estamos viendo son dobles discursos por todos lados.

Últimamente se publicaron informaciones que acercan al presidente a Odebrecht. ¿Qué tan grave sería que, en efecto, Pedro Pablo Kuczynski haya sido directivo de First Capital cuando esta asesoró a un consorcio integrado por la empresa brasilera?
Si son informaciones no constatadas, estamos discutiendo sobre humo. En segundo lugar, el presidente ha tenido una trayectoria profesional muy amplia. Y en tercer lugar, eso no habría ocurrido en ejercicio del cargo, ni siquiera como funcionario público. Mientras no haya una información completa, estamos discutiendo sobre inexactitudes.

Le pedía una reacción política porque, como sabe, hay personajes investigados al haber sido sindicados por declaraciones de testigos, colaboradores o candidatos a colaboradores, que aún no están constatadas por el PJ.
En este caso (de First Capital) estamos hablando de especulaciones documentarias porque los documentos como tales no existen, nadie muestra una firma. En el caso de Susana Villarán, de Nadine Heredia, de Ollanta Humala, no solo hay agendas, hay hechos que están correlacionados con lo que aparece en las agendas. Igual pasa con Toledo. En el caso del presidente Kuczynski no hay absolutamente nada. Yo me ratifico en señalar que confío en la honestidad del presidente.

AUTOFICHA

- “Soy congresista y vocero alterno de Peruanos por el Kambio (PpK). Integro las comisiones de Trabajo, Cultura y Modernización del Estado. Presido la Comisión del Bicentenario. Fui dirigente de Perú Posible y ministro de Trabajo en el gobierno de Alejandro Toledo”.

- “Una institución perversa, como Odebrecht, también ha tenido actitudes vinculadas al mecenazgo que no involucran a los receptores. Tenía un aparato de mecenazgo para compensar lo que hacía por los otros lados, pero los receptores no son culpables”.

- “Los hechos concretos son los que tienen que ver con corrupción, es decir, dinero a cambio de obras, coimas, todo ese tipo de cosas. Lo demás no está en el contexto de la corrupción. Si no, tendrían que caer los que iban a las ‘feijoadas’ en Brasil y también caería IPYS”.

Leer comentarios ( )