(Anthony Niño de Guzmán/Perú21)
(Anthony Niño de Guzmán/Perú21)

En la primera comisión Lava Jato que formó el Congreso se buscó ocultar los hechos de corrupción que se habían registrado en las tres gestiones anteriores. El único informe aprobado en mayoría en esa comisión mutiló la información que era valiosa; allí se aliaron el humalismo, el Apra y Perú Posible, porque sus respectivos gobiernos estaban involucradosEl que presentó el fujimorismo usó uno de los borradores que habíamos preparado, pero estaba incompleto.

Yo me vi obligado a presentar un dictamen en minoría, firmado solo por mí. Eso no lo esperaron los demás miembros del grupo de trabajo.

La discusión de los dictámenes fue programada en el Pleno, pero estos nunca se debatieron; se dilató el tiempo para que eso no sucediera, porque si pasaba el informe aprobado en mayoría debía también pasar el documento que suscribí.

La nueva comisión Lava Jato no puede empezar de cero con sus funciones y debería tomar en cuenta el documento que yo preparé junto a un equipo técnico serio.

Los congresistas que estarán a cargo de las indagaciones deberían centrarse en profundizar los hallazgos, así no solo encontrarán más indicios sino confirmaciones sobre los actos de corrupción que se cometieron.

TAGS RELACIONADOS