La ruta del dinero. En la comisión investigadora se tomarán en cuenta las pesquisas en Brasil. (César Fajardo)
La ruta del dinero. En la comisión investigadora se tomarán en cuenta las pesquisas en Brasil. (César Fajardo)

La comisión parlamentaria que investigará los presuntos actos de corrupción de empresas brasileñas en el país fue instalada el último lunes y la primera acción de sus integrantes fue designar al congresista como titular del grupo de trabajo.

El mencionado legislador de la bancada de Dignidad y Democracia fue elegido por unanimidad, con los votos de los parlamentarios Jesús Hurtado y Karina Beteta (Fuerza Popular), Daniel Abugattás y Josué Gutiérrez (Gana Perú), así como de Carmen Omonte (Perú Posible). El único ausente fue el congresista Mauricio Mulder (Concertación Parlamentaria).

Uno de los motivos por los que fue propuesto para presidir la comisión investigadora, conocida como Lava Jato, es que no forma parte de algún gobierno que podría resultar investigado al haber adjudicado contratos estatales a firmas brasileñas.

En diálogo con Perú21, el parlamentario Juan Pari sostuvo que impulsará una pesquisa que priorizará la constatación de los hechos y que, de ser el caso, llegará hasta los más altos niveles.

"Esta investigación se desarrollará con suma objetividad y se hará caiga quien caiga. Son los hechos los que deben señalar la ruta de trabajo de la comisión y no la especulación política ni la subjetividad", expresó Juan Pari.

Refirió que, en principio, está abocado a la redacción del plan de trabajo para presentarlo ante la comisión para su debate y aprobación. "La idea es armar carpetas de trabajo por empresa, por tipo de proyecto, así como por los montos adjudicados, es decir la importancia económica de las obras o concesiones obtenidas por las firmas brasileñas", explicó.

Dijo que entre las concesiones que serán puestas bajo indagación está el Gasoducto del Sur, cuyo contrato supera los US$7 mil millones. Cabe anotar que el proceso indagatorio comprenderá adjudicaciones otorgadas durante los gobiernos de Alejandro Toledo (2001-2006), Alan García (2006-2011) y Ollanta Humala.

Juan Pari añadió que otro camino para las pesquisas es tomar como punto de partida "las investigaciones preexistentes, las cuales empezaron las autoridades de Brasil".

LA PISTA BRASILEÑAEn tal sentido, Juan Pari apuntó que es probable que la comisión investigadora viaje a suelo brasileño para recoger información de primera mano. No obstante, indicó que esta decisión deberá ser aprobada previamente en el grupo de trabajo.

Por su parte, la congresista Carmen Omonte, vicepresidenta de la comisión, señaló que las indagaciones se centrarán en las constructoras brasileñas Odebrecht, Camargo Correa, OAS, Andrade Gutierrez y Queiroz Galvao, las cuales tienen o tuvieron contratos con el Estado Peruano.

Precisó que las indagaciones se enfocarán en las actividades comerciales que estas compañías realizaron en las distintas gestiones presidenciales.Opinó que la denominada comisión Lava Jato "debe acoger lo investigado por las autoridades de Brasil (Policía Federal, Ministerio Público y Poder Judicial) hasta la fecha", pues considera que el plazo de 120 días será insuficiente para cumplir su función.

¿SABÍAS QUÉ?

  • El congresista Jesús Hurtado dijo que los cinco ministros que aprobaron la versión final del contrato de concesión del Gasoducto Sur –en junio de 2014–, la cual terminó beneficiando a Odebrecht, deberían ser citados ante ese grupo de trabajo. Esto fue revelado ayer por Perú21.
  • El exministro Carlos Herrera Descalzi afirmó que, si los ministros permitieron relajar las exigencias en el referido contrato, tendrían responsabilidad.