El fallo que de Santiago Martin Rivas y José Alarcón Gonzales, exagentes del , por exceso de detención sin sentencia en el caso del asesinato de Mariela Barreto no cayó nada bien en el Ejecutivo. El premier instó a los magistrados del Poder Judicial a que resuelvan los procesos con la misma celeridad que piden "sus temas", en referencia a la nivelación de sueldos que exigen.

"Esperamos que los procesos avancen de manera rápida. Es una invocación que hay que hacer al Poder Judicial, así como el Poder Judicial pide celeridad en sus temas, que también sea célere en los aspectos que son importantes para el país", afirmó el primer ministro a Canal N.

En esa línea, recordó que los ciudadanos afrontan procesos que "duran años" y que esa situación no debe continuar. Dijo esperar que la próxima gestión del vocal supremo Enrique Mendoza afronte la reforma del Poder Judicial.

Sobre la a la Cancillería, donde asegura que las posibilidades del Perú de obtener un fallo favorable en La Haya son "mínimas", Jiménez consideró que esto no afectará el trabajo efectuado por la delegación que encabeza Allan Wagner y pidió esperar con "prudencia" la sentencia que emitirá el tribunal supranacional.