Empujado por las críticas, el ministro de Trabajo, , viajó esta noche a Arequipa para ofrecerles disculpas a "10 trabajadores de la aerolínea LAN y de la empresa Aeropuertos Andinos" por su del pasado 27 de noviembre en el aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón, según un .

El cuestionado funcionario insistió en que "no hubo agresión física a ninguna persona", pese a que la denuncia de la empleada Ana Lucía Ramos y los testimonios de los policías presentes en el lugar el día de los hechos señalan lo contrario.

Asimismo, manifestó que "reconocía su error por las molestias ocasionadas y que por ese motivo se presentaba personalmente para ofrecer disculpas por el mal momento que todos pasaron esa noche". Sin embargo, en ningún momento se habla de unas disculpas directas a Ramos Mariscal, a quien empujó durante el incidente.

"Antes que ser ministro de Estado soy un ciudadano peruano y, sobre todo, un servidor público con 18 años de servicio a los ciudadanos del país. A ustedes me debo", indicó.

Villena aclara que "este tipo de situaciones no se volverán a repetir", por lo que él da "por superado el hecho producido la semana pasada".

Lo que llama la atención del comunicado del Ministerio de Trabajo es que también recoge las respuestas del personal maltratado por Villena. "Hay que tener valor para venir y pedir disculpas mirándonos a los ojos. Este capítulo se cierra esta noche", manifestaron supuestamente los trabajadores.

DATOLa Comisión de Trabajo del Parlamento a Villena para que explique, la próxima semana, su cuestionado comportamiento contra la mencionada empleada.