Marcha atrás. El alcalde de Breña, José Gordillo, anunció la anulación de la cuestionada al desaparecido dictador norcoreano Kim Jong Il que aprobó el consejo edil a propuesta suya, en medio de las fuertes críticas que generó esta decisión en su partido, el Apra, que la .

"De repente hemos sido muy generosos en la expresión, pero (el reconocimiento) es al pueblo de Corea por el apoyo que nos da", alegó el burgomaestre, tras señalar que su distrito trabaja en proyectos sociales con Corea del Norte y otros países.

"No compartirmos los temas ideológicos. No comparto el tema de la dictadura, el genocidio (que cometen) determinados líderes", agregó a modo de justificación.

De igual forma, indicó que la distinción, en la que se le concedió el título de ciudadano honorario a Kim Jong Un, en representación de su fallecido padre, fue acordada por el concejo municipal por mayoría y no por unanimidad como .

De igual forma, indicó que se someterá a lo que disponga el Apra.

LE EXIGIRÁN EXPLICACIÓNSin embargo, más temprano, Omar Quesada, secretario general del partido de la estrella, anunció que le pedirán explicaciones.

"Nadie del partido sabía de esta condecoración, estamos sorprendidos por este hecho que ha tenido un rebote internacional", dijo en RPP el dirigente aprista.

Agregó que el Apra es un partido democrático, por lo que no pueden condecorar a líderes de países que no practican valores demócratas. "Corea del Norte tiene un régimen dictatorial", aseguró.

Sin embargo, Quesada parece olvidar que la relación del Apra con Norcorea no es nueva. Alan García visitó ese país en 1983, antes de su primer gobierno. Además, en 1984, el connotado dirigente del partido de la estrella, Carlos Roca, encabezó una delegación de la juventud aprista que viajó a dicha nación asiática.