Jorge Acurio: "Juro por mi madre y por Dios que no he recibido un solo sol". (Renzo Salazar/Perú21)
Jorge Acurio: "Juro por mi madre y por Dios que no he recibido un solo sol". (Renzo Salazar/Perú21)

Este sábado se desarrolla la audiencia del pedido de 18 meses de prisión preventiva contra el ex gobernador del Cusco Jorge Curio y el empresario Gustavo Salazar, quienes son investigados por presuntos actos de corrupción con .

"Juro por mi madre y por Dios que no he recibido un solo sol", aseguró Acurio cuando el juez Manuel Chuyo le cedió la palabra. La Fiscalía acusa a la ex autoridad regional de recibir un soborno de US$ 1,2 millones de la empresa brasileña Odebrecht a cambio de favorecerla en la vía de Evitamiento de Cusco.

Por ese hecho, el fiscal Marcial Páucar le imputa a Jorge Acurio los delitos de tráfico de influencias y lavado de activos. "He podido tener erores administrativos, pero no he robado", agregó Acurio con cara de preocupación.

En tanto, a Gustavo Salazar se le acusa de lavado de activos por presuntamente tratar de legalizar la entrega del soborno a través de la empresa 'off shore' Wircel S.A., del que era titular.

Para sustentar su pedido, el fiscal Páucar indicó que la pena que le correspondería a los imputados es mayor a 4 años de prisión efectiva. Además, sostuvo que tiene 69 elementos de convicción para justificar su acusación.

El juez Chuyo suspendió la audiencia para deliberar su decisión, la cual será anunciada a partir de las 8:30 p.m.

Más información