La vacancia se produjo por condena consentida por delito doloso, nepotismo, inasistencias injustificadas a las sesiones, entre otras. (Foto: GEC)
La vacancia se produjo por condena consentida por delito doloso, nepotismo, inasistencias injustificadas a las sesiones, entre otras. (Foto: GEC)

El pleno del vacó en el cargo a 63 autoridades regionales y municipales durante el 2019, entre ellos, a dos alcaldes provinciales, cuatro distritales, 46 regidores distritales, siete concejales provinciales y cuatro consejeros regionales.

La vacancia de las autoridades elegidas en las últimas Elecciones Regionales y Municipales 2018 se produjo por condena consentida por delito doloso, nepotismo, inasistencias injustificadas a las sesiones, entre otros, según el reporte de la Secretaría General del JNE.

Entre las autoridades vacadas figura el alcalde distrital de Chala, en Arequipa, Víctor Tomás Pacheco Puquio y el de Yaguas, en Loreto, Héctor Montoya Dávila. Ambos fueron apartados por la causal de nepotismo.

Pacheco Puquio fue señalado de haber contratado los servicios de un grifo de combustible en el que su hermana era socia, por lo que el pleno del JNE consideró que había vulnerado el Reglamento Interno de Contrataciones de la comuna de Chala. En tanto, Montoya Dávila fue vacado por contratar a su cuñado como vigilante de la municipalidad.

Asimismo, se determinó la vacancia de cuatro consejeros regionales por registrar condenas consentidas o ejecutoriadas. Todas fueron apartadas de sus funciones por incurrir en diversas causales previstas en la Ley Orgánica de Municipalidades y la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales.

Los departamentos que presentaron más casos de vacancia de alcaldes distritales y regidores fueron Lima Metropolitana con 8 y Junín y Arequipa con 7 cada uno.

-Suspensión de autoridades-

Además, la Secretaría General del JNE reportó que entre enero y diciembre de 2019 fueron suspendidas 14 autoridades, entre ellas un gobernador, dos alcaldes provinciales y cuatro distritales por mandatos de detención y sentencia judicial.

En el caso del gobernador de Junín, Vladimir Cerrón, el pleno del JNE lo suspendió porque fue condenado a cuatro años y ocho meses de prisión efectiva por el Quinto Juzgado Anticorrupción de Junín por el delito de negociación incompatible y aprovechamiento del cargo en una obra en La Oroya.

TAGS RELACIONADOS