Módulos Temas Día

Jeffrey D. ‘J.D.’ Gordon: "Venezuela puede ser como otra Siria"

“El presidente Donald Trump quiere sacar nuestras tropas de Siria. (...) Estados Unidos tiene capacidad para lanzar bombas y misiles cuando quiera para castigar a Bashar al Assad y darle una advertencia. Eso no tiene nada que ver con invasión”, asegura.

Jeffrey D. ‘J.D.’ Gordon

Jeffrey D. ‘J.D.’ Gordon. Ex asesor de campaña de Donald Trump

Jeffrey D. ‘J.D.’ Gordon. Ex asesor de campaña de Donald Trump

Ricardo Monzón Kcomt
Ricardo Monzón Kcomt

Ex asesor de la campaña presidencial de Donald Trump y ex portavoz del Pentágono, J.D. Gordon nos explica qué acciones tomará Estados Unidos en Siria y sobre Venezuela.

¿Qué cambió después del ataque de EE.UU. en Siria?
El presidente Trump, Gran Bretaña y Francia están enviando un mensaje claro al mundo de que no debemos tolerar una dictadura que ataca a su propia población. Ese es un mensaje a Siria, pero también a sus aliados Irán y Rusia, y a su aliado en este hemisferio, que es Venezuela. El presidente Trump es bien fuerte. Él piensa que los derechos humanos son sumamente importantes, y cuando hay un dictador como Bashar al Assad atacando a su propio pueblo con armas químicas, necesitamos dar una respuesta.

EE.UU. ataca a Siria por el uso de armas químicas. Sin embargo, la Organización para la Prohibición de Armas Químicas desde ayer investiga si usó o no ese tipo de armas. ¿No se debió esperar su informe?
Bashar al Assad había usado armas químicas varias veces ya. Él ha matado más de 500 mil personas. Entonces, nosotros no debemos esperar ni un día más para castigar a Bashar al Assad. Nosotros, el mundo libre, que ama la libertad y la democracia, no vamos a tolerar ese tipo de barbaridad.

En 2008, el presidente Bush dijo que su mayor error había sido creer que existían armas de destrucción masiva en Iraq e invadirlo. ¿Ahora no pasará lo mismo en Siria?
No, es completamente distinto. Necesitamos recordar cuando Sadam Husein atacó a su propia gente con armas químicas. Eso va contra las leyes internacionales.

Más bien, el gobierno sirio dice que EE.UU. es quien viola las leyes internacionales.
Es lo que ellos dicen, pero es una barbaridad para tener a su dictador atacando a los civiles. La mitad de la población de Siria está desplazada, tres millones en Turquía, un millón en Líbano, un millón en Jordania. Es un desastre que no había visto en décadas. Yo estoy feliz de que varios presidentes condenen el ataque de Siria.

El Consejo de Seguridad de la ONU rechazó la propuesta de Rusia de condenar el ataque a Siria, pero hubo varias abstenciones, como la de Perú.
Cómo votan en la ONU es asunto de Perú, pero al mismo tiempo creo que necesitamos entender que no es solo un asunto de EE.UU. y Siria. Siria e Irán tienen su grupo de terror, Hezbolá, en este hemisferio. Hezbolá es un grupo político y de terror de Líbano, pero sigue órdenes de los gobiernos de Siria e Irán. Ellos tienen presencia en Venezuela, Paraguay y también en Perú.

Como dice el gobierno sirio, ¿EE.UU. no utiliza el supuesto uso de armas químicas para justificar una invasión?
El presidente Trump quiere sacar nuestras tropas de Siria. Durante la campaña, ahora mismo también, dijo que la prioridad era destruir al Estado Islámico, borrarlos del mapa. Estados Unidos tiene capacidad para lanzar bombas y misiles cuando quiera para castigar a Bashar al Assad y darle una advertencia. Eso no tiene nada que ver con invasión.

¿Es cierto que el presidente Trump planeaba un ataque de mayor envergadura, pero el secretario de Defensa, Jim Mattis, lo convenció de limitar el bombardeo para evitar una confrontación con Rusia?
El presidente Trump quería mejorar las relaciones con Rusia hace mucho tiempo, durante la campaña, pero es muy difícil hacerlo cuando tenemos bombardeos contra Siria y hay tropas de Rusia allí. Nosotros no vamos a quedarnos sin hacer nada cuando hay estos ataques contra civiles. Estados Unidos tiene las fuerzas armadas más poderosas del mundo y si nosotros no vamos a hacer nada, el mundo dirá que el presidente Trump es débil como el presidente Obama. Conozco al presidente Trump, es un hombre duro y quiere que el mundo lo sepa.

La relación entre Estados Unidos y Rusia se debilita cada vez más, a pesar de que hasta hoy se habla de un apoyo del gobierno ruso a la campaña de Trump. De hecho, en 2016 usted se encontró con el embajador ruso, lo que hizo crecer esas especulaciones.
Esa es la cacería de brujas más grande del siglo. Yo era el director de Seguridad Nacional y di un discurso en la Convención Nacional Republicana en Cleveland, Ohio, a cincuenta embajadores. Entre ellos estaba el embajador ruso, tomé su mano para saludarle, pero la prensa dijo “J.D. Gordon tenía una reunión con el embajador ruso”. Eso era una locura.

EE.UU. ha mostrado su preocupación por Venezuela. El vicepresidente Mike Pence dijo en la Cumbre de las Américas que esperan “aislar” a Venezuela mediante sanciones. ¿Puede intervenir militarmente?
Ya tenemos más de cuarenta personas con sanciones individuales y necesitamos aliados en la región para que hagan lo mismo porque estamos entrando en la crisis de refugiados más grande de la historia de América Latina, pero yo no quiero decir qué va a hacer Estados Unidos a futuro.

Los países de la región están acogiendo a los venezolanos que huyen de la crisis. ¿Estados Unidos aplaude eso?
Estados Unidos está feliz que otros países estén ayudando. Estados Unidos tiene como 60 mil venezolanos allá, que buscan asilo. Venezuela es un país de 30 millones y, si las cosas se ponen peor, puede ser como otra Siria en tema de refugiados.

Lo que se sabe de las políticas migratorias de Estados Unidos no es nada alentador. Ahora se canceló el programa que ofrece asistencia legal a inmigrantes.
Nosotros tenemos once millones de indocumentados. Necesitamos reforzar nuestras fronteras. A Estados Unidos no llega gente solo de México, hay gente de Pakistán, Irán, Somalia, Bangladesh. Esto no tiene que ver con México, pero ellos cruzan la frontera a pie o en auto. Realmente necesitamos arreglar esa frontera.

AUTOFICHA

- “Soy asesor estadounidense en comunicaciones y política internacional. Comandante retirado de la Marina de los Estados Unidos. Trabajé como vocero oficial del Pentágono de 2005 a 2009. En marzo de 2016, fue parte de la campaña presidencial de Donald Trump como director de Seguridad Nacional”.

- “Era importante (obtener datos de electores por Facebook a través de Cambridge Analytica) para saber quién estaba en redes y enviarles un mensaje. Zuckerberg testificó en el Congreso los problemas que tendremos en el futuro para asegurar los datos de la gente”.

- “¿La campaña del presidente Trump se benefició con eso? Bueno, ¿pero quién sabía (de esa práctica) en ese tiempo? Es como prever una inundación de un puente con dos años de anticipación; era imposible. Solo tenemos que prevenir para que eso no vuelva a pasar en el futuro”.

Leer comentarios ( )

Ir a portada