(Foto: Diario La Región)
(Foto: Diario La Región)

El jefe de la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional, general José Céspedes, aseguró que la en el malecón Cisneros hacía reglaje a un grupo de colombianos que se iban a reunir en el Parque del Amor y no al exministro del Interior . Dijo que la investigación se realizaba por un caso de tráfico ilícito de drogas.

Céspedes, en diálogo con Cuarto Poder, justificó que Wendy Paola Toro Gonzales, quien fue detenida por el Serenazgo de Miraflores por la denuncia de un vecino de la zona, mintiera cuando dijo que hacía seguimiento a dirigentes de construcción civil, pues entendió que tenía que "garantizar la seguridad" de sus compañeros que efectuaban la misma labor.

Sin ser consciente que está avalando una acción que representa un delito, el jefe policial indicó que "en casos extremos" un agente de Inteligencia puede dar un nombre falso cuando es intervenido por las autoridades para no afectar el caso que se está investigando.

Sin embargo, los periodistas Sol Carreño y Mario Ghibellini le hicieron saber que ella no dio un nombre falso, sino que se le cambio el mismo en el parte policial, lo que demuestra una complicidad de los altos mandos de la PNP por ocultar un hecho oscuro. Además, le recordaron que, al consignar otro dato, se estaba involucrando a un inocente en el tema.

Pese a que la base de datos de Recursos Humanos de la Policía indica que Toro Gonzales trabaja en el Departamento Político y de Organizaciones Políticas, Céspedes aseguró que ese documento "está desactualizado" y que ella está destacada a la Dirección de Búsqueda y pertenece al Departamento de Crimen Organizado.