lo último

Javier Velásquez Quesquén: "Hay bancadas opositoras que están en el gobierno"

“En el Apra apoyamos de manera incondicional las principales medidas del gobierno, sin pedir fajines ni puestos públicos. Eso no significa que abdiquemos de hacer control político y fiscalización. Y si hay que interpelar a un ministro, eso no afecta la gobernabilidad”.

Javier Velásquez Quesquén

Javier Velásquez Quesquén. Congresista del partido Aprista. (USI)

Javier Velásquez Quesquén. Congresista del partido Aprista. (USI)

Ricardo Monzón Kcomt
Ricardo Monzón Kcomt

El primer gabinete ministerial del presidente Martín Vizcarra juró ayer, en Palacio de Gobierno. El congresista aprista Javier Velásquez Quesquén dice que apoyarán al Ejecutivo en sus principales medidas, pero que no dudarán en impulsar una interpelación o censura de ser necesario.

El presidente Vizcarra designó como premier a César Villanueva. La última imagen que tenemos de él es la del máximo promotor de la vacancia, quien negó tres veces ocupar ese puesto. ¿Se ve mal este nombramiento?
Siempre he sostenido que el primer ministro, en un modelo como el nuestro, es el hombre de confianza del presidente. Cada vez que en el país los primeros ministros han venido con agenda propia, han generado confusiones de roles. Me parece bien que el presidente Vizcarra haya nombrado a César Villanueva, que tiene experiencia en gestión pública, que es parlamentario. El hecho de que él haya afirmado que no iba a aceptar cargo alguno, porque fue el principal impulsor de la vacancia, no lo descalifica. Es muy difícil decirle no a un jefe de Estado.

La coherencia en un político es destacada por la población, y el gesto de Villanueva no se nota coherente.
Lo perfecto es enemigo de lo bueno. Salimos de dos años en que se implementó el gobierno de los tecnócratas que eran el símil de los fantásticos del fútbol, que eran puro nombre pero nunca nos llevaron al Mundial. Los tecnócratas han dejado paralizado al país, sin norte, sin rumbo. El gobierno no tuvo objetivos. Es bueno tener ministros competentes, pero si no hay objetivos claros, cada ministro caminará a la libre y no se verá la presencia del Estado.

Da la impresión de que hoy la oposición del Congreso no cuestiona a Villanueva por temas por los que sí han criticado a otros políticos, como Odebrecht. ¿Se están tapando los ojos o es una percepción?
Al tiempo en que él ha sido nombrado ministro, no ha habido una investigación abierta por este caso. Siempre cuando te nombran en un cargo, salen los adversarios a ver cómo te descalifican.

¿Cree que Villanueva no tiene nada que ver con Odebrecht?
No, no digo que no tiene nada que ver, pero al momento en que ha sido designado, no ha tenido ninguna investigación. Ahora lo nombran y salen los adversarios.

Los adversarios que parecen ser los del gobierno, más que los de la oposición.
Hay sentimientos encontrados. Él ha promovido la vacancia de PPK y ahora resulta siendo el primer ministro de quien depuso a PPK. Pero PPK no renunció porque hubo una conspiración contra él, sino por todo lo que se ha conocido. Estamos en una democracia y lo fundamental son los hechos concretos: Villanueva ha sido nombrado. Sí tengo mis reparos contra el ministro de Transportes.

¿Por qué tema?
Cuando fue ministro de Vivienda, compró 30 mil viviendas de cartón que no valen, que están tiradas en el norte, en Lambayeque, y lo han premiado siendo ministro de Transportes. Pero eso no me lleva a ponerme en una posición irreductible, de confrontación. Todo eso seguirá su ruta, pero lo importante es que ya hay que echar a andar al país.

Usted planteó que los partidos den una tregua de seis meses o un año al presidente. ¿Después de ello, qué viene, las interpelaciones y censuras?
En el Apra apoyamos de manera incondicional las principales medidas del gobierno, sin pedir fajines ni puestos públicos. Pero eso no significa que abdiquemos de hacer control político y fiscalización. Y si hay que interpelar a un ministro y hay que citarlo al Congreso, eso no afecta la gobernabilidad; más bien, la fortalece.

Después de ese periodo de tregua, si hay una buena propuesta del Ejecutivo, también la apoyarán, ¿o no?
Obviamente, pero el gobierno no solo debe hacer un esfuerzo de diálogo con el Parlamento, sino con los agentes sociales. Es necesario que hagamos un esfuerzo, pero no me pida que si vuelve a haber un ministro que compra casas que no sirven, nos quedemos callados. Eso no se llama respaldar, se llama encubrir.

¿Si sucede algo que consideran indebido, podrían interpelar y censurar a un ministro, aun si no ha pasado este periodo de tregua que propone?
Por supuesto. Mire, en estos 20 meses los ministros estaban desconectados y se ha visto en la reconstrucción. El propio presidente ha dicho que no se avanzó ni el 10%. ¿Cómo no vamos a irritarnos si hay abandono?

Vizcarra dijo, en efecto, que no se hizo nada en la reconstrucción. Villanueva señaló que sus ministros no serán de escritorio. ¿La oposición ve con buenos ojos este desmarque del nuevo gobierno en relación al anterior?
Obviamente. Es una buena señal que haya un desmarque de la incompetencia de los 20 meses que han pasado. Mire, la reconstrucción del norte solo ha producido una nueva burocracia dorada a través de la Autoridad de la Reconstrucción Nacional. Vaya a ver sus oficinas, parece un ministerio y no han hecho nada.

Faltan tres años para que acabe este gobierno y para las elecciones de 2021, en las que, seguro, los partidos del Congreso participarán. ¿A medida que avance el tiempo, la oposición parlamentaria intentará alejarse de Vizcarra, quitando el respaldo de hoy?
Nosotros no tenemos por qué desmarcarnos de nada. Vamos a seguir apoyando lo bueno y observando los errores, apoyando interpelaciones y, eventualmente, censuras. Hay que dejar que el presidente forme su gobierno. Hay algunas bancadas de oposición que ya están en el gobierno, como Alianza para el Progreso (APP) y la bancada mayoritaria, de Fuerza Popular, que los he visto tan contentos que parece que celebraban que Perú clasificó al Mundial. Pero está bien, hay una nueva correlación de fuerzas y el gobierno debe aprovechar ese respaldo.

AUTOFICHA

- “Soy congresista representante de la región Lambayeque. Estudié la carrera de Derecho en la Universidad Pedro Ruiz Gallo. El periodo parlamentario anterior fui presidente de la Comisión de Defensa Nacional y he sido presidente del Consejo de Ministros durante el segundo gobierno de Alan García”.

- “La prioridad del gobierno tiene que ser la reactivación de la economía. Es una pena que la inversión pública haya caído 12%, que la inversión privada no avance. Luego tenemos que ver los compromisos con la reforma institucional. Necesitamos reestructurar la Sunat”.

- “A mediano plazo, es muy importante la educación. Hay tiempo para hacer grandes reformas. Nadie en el Parlamento se va a oponer si queremos expandir la economía, si queremos atender el norte. Hay que darle una tregua a este gobierno que tiene una mirada diferente del país, una mirada descentralista”.

lo último
Ir a portada