El Apra fue el padre de la alianza con Fuerza Popular

Parlamentario del partido aprista, Javier Velásquez Quesquén , señala que hubo acuerdo estratégico con Fuerza Popular.

Javier Velásquez Quesquén

Legisladora Karina Beteta y Javier Velásquez cuando la alianza se imponía. (Perú21)

Legisladora Karina Beteta y Javier Velásquez cuando la alianza se imponía. (Perú21)

Perú21

Redacción PERÚ21
Redacción PERÚ21

Después de dos años de matrimonio, el Apra y el fujimorismo se separan. Es probable que el divorcio sea por mutuo disenso, pero no se puede pretender la nulidad de la unión.

Este enlace se consumó con la ‘Ley Mordaza’, la vacancia al ex presidente Pedro Pablo Kuczynski, la censura al ex ministro de Educación Jaime Saavedra, el blindaje al ex fiscal de la Nación Pedro Chávarry y los guiños en el caso Lava Jato para excluir a los líderes de ambas agrupaciones: Keiko Fujimori y Alan García.

Este acuerdo se gestó en 2016 cuando la apabullante mayoría del fujimorismo con 73 representantes tomó todos los rincones del Legislativo.
Allí empezaron los guiños y coqueteos. El Apra reclamó que afectaba la imagen del Congreso un copamiento de tal naturaleza. ‘Vamos juntos’, plantearon, y ellos aceptaron.

“No ha sido una alianza política. Fue un acuerdo de bancada. Queríamos aprovechar la mayoría fujimorista. Lo importante era participar, pero yo fui el primero en plantear que el acuerdo se acabara el tercer año; ya no somos aliados, por eso ya no estamos en la Mesa Directiva”, afirmó Javier Velásquez Quesquén, representante del Apra por Lambayeque.

Asumieron la paternidad de un acuerdo que –pensaron– conllevaba beneficios, pero comenzaron a crearse anticuerpos con los demás bloques políticos.

DOS VECES

El matrimonio se estrenó el 27 de julio de 2016 cuando se eligió como presidenta del Congreso a la fujimorista Luz Salgado. ‘Aquí estamos’, dijo el Apra con el representante por Trujillo, Elías Rodríguez, como integrante de la Mesa Directiva.

Lo que vino después, aunque lo negaran en público, era una alianza perfecta que puso contra la pared al Gobierno.

En el segundo año, continuaron de la mano. Esta vez, la mayoría aprofujimorista elegiría a Luis Galarreta como nuevo conductor del Legislativo y en la Mesa Directiva lo acompañó el legislador aprista Mauricio Mulder.

Al cabo de dos años se terminó la relación. ¿Qué pesó para que ello sucediera? La permanente obstrucción a las acciones fiscalizadoras del Parlamento que devino en el desprestigio con los bajos niveles de aceptación.

No fue un adiós entre lágrimas ni peleas. “Le hemos agradecido a Fuerza Popular por estos dos años y ellos ya tomaron el control”, aseguró Velásquez.

“No ganamos nada, no nos dieron una comisión más, no nos dieron nada”, añadió tras asegurar que el acuerdo solo fue por razones administrativas.
Sabe del costo político de este distanciamiento. “Lo asumimos, pero hoy nadie puede decir que tenemos acuerdos políticos”, subrayó.

NO HUBO ALIANZA
Las declaraciones del legislador aprista cayeron como un balde de agua hirviendo en la tienda naranja. “Que yo sepa nunca hemos tenido una alianza entre el Apra y el fujimorismo, sí hubo coincidencias para formar la Mesa Directiva, pero no una alianza, no hay que confundirse. Yo no sé de alianzas partidarias”, aseguró incómoda Karina Beteta.

La integrante del ala dura de Fuerza Popular sostuvo que no entendía las razones por las que Velásquez habló así.

“Se ha hecho costumbre soportar el cargamontón mediático y de los opositores, de cualquier cosa nos atacan”, aseveró.

Tags Relacionados:

Apra

Fuerza Popular

Ir a portada