Janet Sánchez aseguró que durante su presidencia en la Comisión de Ética "no permitiría" que el grupo sea usado políticamente. (Foto: Congreso)
Janet Sánchez aseguró que durante su presidencia en la Comisión de Ética "no permitiría" que el grupo sea usado políticamente. (Foto: Congreso)

La presidenta de la Comisión de Ética, (Contigo), rechazó “los juicios de valor” que han emitido los congresistas de las cinco bancadas que decidieron retirarse del grupo de trabajo.

La legisladora les pidió ser "coherentes y responsables" y no lanzar comentarios "falsos, inconsistentes y que no corresponden" con el trabajo que realiza la comisión que preside.

"Se dice que se está usando la Comisión de Ética como una especie de mecanismo de venganza. Yo reto a esos señores que me digan un solo caso que hayamos usado como un mecanismo de venganza", dijo a Canal N.

Janet Sánchez aseguró que los informes finales del grupo han sido elaborados por el equipo técnico con "suficientes elementos que se han encontrado en cada caso". Negó así que se haya incurrido en un uso político.

"No se ha utilizado todo el tiempo que estoy presidiendo esta comisión, no lo permitiría tampoco [...] nosotros estamos cumpliendo con nuestro rol político, de actuar como corresponde y para lo que hemos sido elegidos", señaló.

La congresista se refirió, además, al proyecto de ley que presentó el año pasado para recomponer la Comisión de Ética. La iniciativa propone que el grupo tenga un representante por cada bancada, tal como lo reclaman los congresistas que decidieron retirarse de la comisión.

Según Janet Sánchez, la propuesta "sigue en pie"; no obstante, continúa en la presidencia porque "hay que aprender a respetar los acuerdos" del Congreso.

"No me voy a correr de los retos y las responsabilidades que he asumido y en ese sentido yo sigo pensando que sí podemos recomponer, pero mediante acuerdos, respetando el proceso", manifestó.

Este lunes, representantes de las bancadas Nuevo Perú, Frente Amplio, Peruanos por el Kambio, Unidos por la República y Bancada Liberal anunciaron su salida de la Comisión de Ética.