El abogado australiano James Crawford, quien defiende los intereses de Chile en el litigio marítimo en la , dijo que Perú no incluyó en su memoria presentada "párrafos importantes" de la Declaración de Santiago (1952) y de los acuerdos de 1954, en los que .

Sostuvo que en el citado documento, Perú, Chile y Ecuador convenían en derechos marítimos "no solo exclusivos sino exhaustivos". Esto, dijo, "deja claro que la nueva postura de Perú al afirmar que era un tratado provisional o temporal es absolutamente incierta".

Crawford leyó algunos artículos de la Declaración de Santiago y afirmó que las fronteras marítimas quedaron establecidas en perímetro y radio.

Alegó que durante la Convención Complementaria de 1954, Chile, Perú y Ecuador se "reafirmaron que ya habían proclamado su soberanía sobre el mar y sobre sus costas marítimas de acuerdo con las 200 millas".

"Todas las zonas marítimas están delimitadas por el paralelo de latitud en el punto donde la tierra entre Chile y Perú llega al mar", insistió.