MInistro señala que la educación no ha sido prioritaria desde 1970. (Luis Gonzales)
MInistro señala que la educación no ha sido prioritaria desde 1970. (Luis Gonzales)

No hay duda de que estamos rezagados en cuanto a educación en la región, el propio ministro de Educación, , lo reconoce. Sin embargo, afirma que la reforma en dicho sector debe continuar para elevar el nivel de la en todo el Perú.

¿A pocas horas de iniciar el año escolar, cómo se sienten en el Ministerio de Educación?Es una buena pregunta. El trabajo en el ministerio es continuo, se ve mucho trabajo durante enero y febrero, pero el inicio de clases nos muestra el inicio de otro año en donde hay una nueva oportunidad para demostrar que tenemos un compromiso con mejorar la educación de manera sustancial. Y si bien hemos avanzado en varios frentes, la situación de la educación peruana está muy lejos de donde debe estar.

Le pregunto no como ministro, sino como experto… ¿Cuáles son las razones detrás de la pésima calidad educativa?Por más que el discurso siempre ha señalado que la educación es prioritaria, no lo ha sido. Desde mediados de los 70, donde cayó drásticamente la cantidad de recursos que se destinaban a educación, a partir de ahí este fue un sector que administraba pobreza. Y el país se acostumbró a eso, a que los salarios de los maestros son bajos, que las escuelas tienen mala infraestructura, que no hay plata para mantenimiento…

O sea, entramos en una "dependencia al sendero"…Sí, pero agregaría también a un Estado estacionario, con un nivel bajo de drifting, con intentos de mejorar las cosas sin decir que debíamos colocar la educación como pilar o motor del proceso de desarrollo y crecimiento. La lógica del "primero invertimos en educación, y eso nos genera un crecimiento en el PBI potencial" no existió. Hubo algunas iniciativas, pero no de manera integral o sistemática. Es difícil que digas que vas a mejorar el sistema educativo porque vas a mejorar la infraestructura y nada más.

O los salarios. Recordemos que duplicaron durante el gobierno de Toledo…Se duplicó la escala 1. No se duplicó la masa salarial en términos reales destinados a la docencia. Que digas que el valor de la carrera docente era 'x' y luego pasó a ser '2x' al final del gobierno, no, eso no sucedió. Aumentaron los salarios, pero en verdad lo que se duplicó fueron los salarios de la escala 1.

¿Cuál es el estado actual del sector educación? Hablemos en cifras para entender la complejidad de lo que estamos hablando… Mira, en total son 7.5 millones de estudiantes entre inicial, primaria y secundaria; de ello, 5.6 millones de chicos están en el sector público. Son, más o menos, 340 mil docentes y 62 mil locales escolares; de ello, 49 mil locales escolares son escuelas públicas y el resto privadas. Veintidós mil (NdE: de los 49 mil) son locales donde opera una escuela primaria multigrado (en una misma aula un docente enseña, a la vez, a estudiantes de más de un grado). De estos 22 mil, en 9 mil son unidocentes multigrado (hay un solo profesor para todos los grados de primaria). Para que tengas una idea del reto: hay una brecha de 17,500 plazas para directores y subdirectores.

Y el costo promedio por alumno en la educación pública es…Ahora estamos en S/.3,000 anuales. Eso es, dividiendo el gasto total entre número de chicos. Desde gastos administrativos hasta los gastos del ministerio…

Que es más o menos 320 soles al mes…Sí, pero ahí pones todo, incluyendo gasto de capital. De ahí habría que extraer lo que es gasto corriente, que va a enseñanza.

¿Cuánto es el gasto total del sector educación?Hemos pasado de S/.18,000 millones en 2014 a S/.22,000 millones en 2015. Pero eso incluye todo, incluso la educación superior universitaria. En total supone el 3.5% del PBI, que es de los más bajos de América Latina.

¿Cuáles son los países que más invierten en educación en la región?Brasil está en 6.5%, Uruguay está en 6%, México en 5%, Chile y Colombia están entre 4.5% y 5%. Los países de ingreso medio o los más ricos están por encima del 4.5%. Nosotros (3.5%) estamos claramente rezagados en ese sentido.

Cuando se habla en este tiempo de reformas, se tiene en mente la llamada reforma educativa que hizo el ministro Chang en la gestión aprista. Para muchos, esa fue una reforma educativa, por ser el ingreso de la meritocracia. ¿Eso califica como reforma?Ese fue el inicio de la reforma de la carrera docente, porque solo fue para un grupo de docentes y era voluntaria. El aspecto más positivo era que introducía la lógica de la meritocracia. Los aumentos salariales no se daban por antigüedad, sino que dependían del desempeño y evaluaciones. Eso, felizmente, se retomó en la nueva Ley de Carrera Pública Magisterial, que se aprobó en noviembre de 2012 con algunas diferencias, pero retomaba el concepto central. Eso ha sido una reforma de la carrera docente fundamental, pero aún no lo veo como una reforma educativa. Esta es más holística, necesitas todos los elementos.

MERITOCRACIA. El inicio de la carrera docente fue para un grupo de profesores y era voluntaria. Fue fundamental, pero no una reforma. (Perú21)

¿Cuáles son los ámbitos de una reforma educativa integral?Creo que estamos avanzando en los frentes claves. Uno es continuar con el proceso de revalorización de la carrera docente. Eso no es una deuda con los maestros, sino con los estudiantes. Nosotros tenemos una carrera docente en la cual el salario promedio, hoy, es un tercio de lo que era hace 40 años…

¿Entonces, la primera variable de la reforma es la carrera docente? Exacto, y la revaloración de la carrera docente, un proceso que va a demorar varios años, pero es totalmente urgente. Un segundo elemento es la reforma de los aprendizajes, el proceso que se da en el aula, la interacción entre profesor y alumno. Esto va desde cosas tan simples como sesiones de clase, para que el profesor esté listo para interactuar más rápido con los chicos –mejor malla curricular–, reforzamiento escolar, que reconoce que la educación debe tener un componente individualizado, no todos los chicos avanzan a la misma velocidad. Ese reforzamiento es muy importante en los primeros grados de primaria.

Más aún en un país tan heterogéneo como el Perú, con mucha migración y enormes diferencias culturales…Muchas diferencias culturales y un marco socioeconómico distinto. O, simplemente, los chicos son distintos pudiendo ser del mismo marco socioeconómico: tienen distintos intereses, grados de madurez, talentos y, por lo tanto, uno tiene que asegurarse en los primeros grados. No tiene sentido fijarse solo en lo que vamos a enseñar en física, química y geografía si es que el chico no tiene el nivel de comprensión lectora que debe tener en primaria. Parte de una reforma importante es reconocer que la igualdad de oportunidades no supone darles el mismo servicio a todos, sino uno diferenciado en función de las habilidades, capacidades, intereses de los chicos.

Nivelar la cancha…Justamente, nivelar la cancha no es darles lo mismo a todos, sino darle un servicio distinto…

Es una visión positiva de la libertad…Exacto, que todos tengan la misma posibilidad de luego ser dueños de su propio destino. Pero, para que tú seas dueño de tu destino, tienes que sobrepasar la lotería del nacer. Es decir, para tener realmente igualdad de oportunidades, lo que tú hagas en tu vida no depende de dónde naciste o quiénes fueron tus padres.

La definición de justicia de Rawls…Exacto. Es decir, ¿cuánto de tu destino depende de dónde naciste, de quiénes son tus padres, tu raza? Lo que tú quieres es reducir al mínimo ese componente. Para ello, requieres darles un servicio educativo a distintos chicos. Por ejemplo, asegurarte de que los chicos cuya lengua materna no es el español tengan un profesor bilingüe. O el que tenga un talento especial o un nivel académico mejor tenga un colegio de alto rendimiento donde pueda explotar su potencial. Además, el aprendizaje no solo son las matemáticas y las comunicaciones. También es el deporte y la educación física. Y nosotros abandonamos eso hace dos décadas. Tenemos que invertir en profesores, infraestructura, materiales de educación física; nos va a demorar varios años en volver a universalizarla. Otro elemento esencial del desarrollo de nuestros chicos es que sean ciudadanos del mundo. Y para eso tienen que saber inglés, así de sencillo. Nosotros éramos el único país de los países grandes de América Latina que no tenía una política nacional de idioma extranjero, o política general de inglés.

Entonces, primero, carrera docente y, segundo, reforma de aprendizaje. ¿El tercer elemento?La gestión. Este es un punto absolutamente central de una reforma integral. Desde una mejor gestión del ministerio –aunque eso es extremadamente complejo–, pero sobre todo la gestión de la escuela. Hay que cambiar el sistema poco a poco, que tú tengas un director que realmente sea líder de esa empresa. Una escuela es una empresa. Tienes que lidiar con personal, padres de familia, organizar el trabajo, asegurarte de que los profesores interactúen entre ellos, supervisar que hagan bien su trabajo…

Habría que hacer una especie de 'knowledge management' de buenas prácticas.Un tema central de la reforma es la profesionalización del rol del director. Hemos empezado con la selección de directores de manera meritocrática.

Hablamos de la carrera docente, la reforma del aprendizaje, de la gestión. Imagino que la cuarta es la infraestructura…Así es. Y con infraestructura no solo hablamos de ladrillo y de cemento; en el caso de la selva, de madera. Hablamos también del software y hardware, tener colegios que estén equipados con tecnología de información correcta, con acceso a Internet, y colegios que tengan el mobiliario correcto. Eso es otra cosa que te sorprende sobre cómo el país no ha hecho su tarea. No existía ningún programa de renovación del mobiliario.

DIFERENCIAS. No todos tienen el mismo nivel de comprensión. (Heiner Aparicio)

¿Cuál es la brecha de infraestructura?Los tres últimos años han sido récords históricos de inversión en infraestructura escolar. El último año (2014) se invirtieron S/.3,100 millones, el año anterior fueron S/.3,300 millones. Un récord histórico de los últimos 25 años por lo menos. Y la brecha es de S/.63,000 millones.

O sea, a este paso, la cerramos en 20 años…Veinte años si mantienes este ritmo de inversión, que ha sido récord en las últimas décadas.

Hay muchos países pobres que invierten más de 10% de su PBI y siguen siendo subdesarrollados, sin que mejore la calidad educativa. ¿Cómo alineamos este gasto a la calidad educativa, que efectivamente esté alineada con las necesidades del mercado laboral?Como tú dices, solamente gastar plata no te asegura nada. Hay una correlación sí. Pero, si tú gastas más de US$6,000 al año, la correlación es bien baja. Hay países que gastan US$12,000 y tienen una pésima educación, y hay los que gastan US$8,000 y tienen una excelente educación. Entre US$500 y US$6,000 per cápita, ahí la correlación es clarísima entre aprendizaje y gasto.

Como académico, ¿cuál para ti debe ser el óptimo para Perú de gasto por alumno anual?Nosotros deberíamos triplicar nuestro gasto…

¿Más o menos US$3,500?…Pero claro, ¿en cuánto tiempo llegamos a eso? Una cosa es que lo hagamos en 40 años y otra en diez o en siete años.

Asumamos que la reforma es la adecuada. ¿Cómo le ponemos candado a esta reforma para que la próxima gestión no venga con el complejo de Adán que conocemos?Yo creo que el candado más efectivo son los resultados y los padres de familia. Si nosotros tenemos mil colegios secundarios donde los padres de familia están contentos, y los chicos también, los padres que están en los otros siete mil colegios dirán "yo también quiero eso". Si tú ves que en el colegio de al lado están enseñando inglés y el hijo del vecino tiene cinco horas –dos frente a una computadora–, el otro padre de familia dirá "oye, yo también quiero esa oportunidad".

Para que sea un candado, tienen que ver un resultado…Es cierto, y es cierto también que los resultados en educación no son rápidos, pero eso es un reto.

¿Cuál es tu mensaje para los alumnos, profesores y padres de familia que empiezan el lunes en el colegio?Para los padres de familia, mi mensaje es que tienen que involucrarse en la educación de sus hijos: la educación no es el colegio; la educación la complementa el hogar. Los padres de familia son parte integral del proceso educativo y tienen que estar pendientes de lo que hace su hijo en el colegio. A los alumnos: deben conocer no solo sus derechos, sino también sus deberes, sus responsabilidades, y uno de estos es estudiar, aprovechar al máximo el tiempo de la escuela y dejarse orientar por los profesores, los padres y sus abuelos. El otro elemento central es el mensaje a los profesores y los directores: "En sus manos está el futuro del país". Y hay algunos de los profesores –varios de los que conozco– que son conscientes de ello. Hay que apostar por esos profesores.

INVERSIÓN. En 20 años habría mejor infraestructura educativa. (Luis Gonzales)

SABÍA QUE

  • Jaime Saavedra-Chanduvi se graduó de licenciado en la Pontificia Universidad Católica del Perú y obtuvo un doctorado en Economía por la Universidad de Columbia (Nueva York). Fue director ejecutivo e investigador principal en el Grupo de Análisis para el Desarrollo. Fue también consejero principal del Ministerio de Trabajo y consultor e investigador para el Banco Mundial para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Fue miembro del Consejo Nacional del Trabajo en Perú.

Por Juan José Garrido (director@peru21.com)