Con el por Perú21 se desbarata la justificación que ofreció el jefe del INPE, , el 2 de enero último, sobre las salidas de Antauro Humala con destino al Hospital Militar justo en los días de Navidad y Año Nuevo.

El funcionario por los dolores renales que lo aquejaban desde el 23 de diciembre. Precisó que se le puso una inyección y, al no mejorar, se ordenó su evacuación de emergencia.

Se sabe que sobre este caso, el alcaide de esa época no quiso firmar ningún documento que registrara su responsabilidad y, por eso, fue removido del cargo.Pérez Guadalupe también informó que Antauro padecía de cólico renal, urolitiasis (piedras en los riñones) y hematuria (sangre en la orina), y que por ese "diagnóstico vuelve al penal el día 26 (de diciembre)".

También señaló que el traslado de emergencia se debió al dolor que agobiaba al etnocacerista y que el jefe de Medicina de Piedras Gordas –donde purga una condena de 19 años por el asesinato de cuatro policías en el 'Andahuaylazo'– pidió más pruebas para determinar la gravedad de su estado.

TRASLADOS Y MÁSEn el segundo traslado, el 30 de diciembre de 2011, Pérez Guadalupe sostuvo que fue porque ya tenía una cita programada, también ordenada por el galeno del penal. Pero no pudo explicar sobre las ocho horas que Antauro 'desapareció' en el trayecto al hospital.

En esa oportunidad, el jefe del INPE dudó de que Antauro hubiera salido del hospital militar. El entonces ministro de Justicia, hoy primer ministro, Juan Jiménez Mayor, respaldo al jefe de los penales.

Ahora ya no hay nada que probar: las imágenes confirman que Antauro Humala no padecía de dolencias que ameritaban una atención de emergencia.

LE PIDEN EXPLICACIONESAl respecto, el congresista dijo que con este video, Pérez Guadalupe "se queda sin piso" por su versión, ante lo cual le pidió explicaciones.

"Lo más delicado es que se haya mentido a la ciudadanía. Ahora deberá aclarar cuál es su posición tras la confirmación de que Antauro Humala no estaba tan grave como se decía", dijo.