(USI)
(USI)

puede volver a convertirse en una pesadilla para el Gobierno en estas fiestas de fin de año. "Garantías absolutas de que no saldrá de su celda, solo Dios las puede dar", dijo el jefe del INPE, José Pérez Guadalupe, al ser consultado al respecto.

Como se sabe, para la Navidad pasada y el Año Nuevo, el hermano del presidente dejó su celda alegando un mal renal agudo. Sin embargo, en octubre último, Perú21 publicó los , en los que como lo informó el INPE en ese entonces.

Pérez Guadalupe indicó hoy que no puede asegurar que esta vez no volverá a ocurrir algo parecido. "Esperemos que no haya ninguna piedra en el camino ni en los riñones, nada más", anotó en tono irónico, aunque admitió que una emergencia médica que obligue a una evacuación de Antuaro es imposible de prever.