Julio Gagó se volvió a presentar ante la Comisión de Ética parlamentaria. (Luis Gonzales)
Julio Gagó se volvió a presentar ante la Comisión de Ética parlamentaria. (Luis Gonzales)

La declaración del parlamentario fujimorista ante la parece haber sembrado más dudas entre sus colegas respecto de sus verdaderos nexos con , empresa que le ha vendido al Estado por casi S/.7 millones.

El presidente del referido grupo de trabajo, Humberto Lay, sostuvo que los distintos audios –entre ellos aquél en el que se le escucha a Gagó impartir instrucciones a los trabajadores de Jaamsa y Copy Depot– "denotan que se estaba armando una estructura que permanece hasta el día de hoy".

En consecuencia, prosiguió, "el hecho de que las grabaciones se hayan realizado antes de haber asumido el cargo de congresista no invalidan la investigación que realiza la comisión", subrayó.

Y es que en su presentación ante Ética, Gagó insistió en que los audios fueron grabados antes de que fuera congresista, añadió que estos fueron manipulados –razón por la que pidió un peritaje–, y pretendió descalificar las declaraciones de sus extrabajadores.

El legislador de Fuerza Popular, además, reiteró que su vinculación con Copy Depot fue exclusivamente comercial, y para reforzar esa tesis exhibió el recibo de un pago que le hizo dicha firma por dar una charla de capacitación.

Sin embargo, Gagó no pudo responder por qué pese a no tener nexos con la citada firma está bien informado sobre el manejo de Copy Depot, a tal punto que aseguró que ésta ha cumplido con el pago de todos los beneficios laborales de ley.

La Comisión de Ética ha solicitado a la Fiscalía una copia del peritaje realizado a los audios, en tanto que Gagó se negó a dar detalles de su política de pago de comisiones a sus vendedores alegando que es un tema de carácter privado.