Humala defiende a su esposa Nadine Heredia sobre los aportes que realizaron mineros ilegales a su campaña política. (USI)
Humala defiende a su esposa Nadine Heredia sobre los aportes que realizaron mineros ilegales a su campaña política. (USI)

El jefe de Estado rechazó hoy de que la oposición quiera pedir cuentas a su esposa por los aportes que los mineros informales dicen haber hecho al Partido Nacionalista –que la primera dama preside– en la campaña presidencial del 2006.

Aunque el mandatario no negó dichos aportes, dijo que "no es aceptable el intento de extorsión a un congresista o las expresiones desafortunadas (de algunos políticos) que tienen una obsesión de llevar a mi esposa (Nadine Heredia) a declarar algo (en el Congreso), cuando le tengo que recordar que yo he sido presidente del Partido Nacionalistas todos esos años".

Humala agregó que hay que "poner las cosas en su nivel" y que la lucha contra la minería ilegal es una política de Estado, y pidió trazar una línea entre quienes están a favor y en contra de ese problema.

"Estas personas que aportaron eran militantes nacionalistas y ahora son militantes apristas. Nosotros hemos recibido dinero y lo hemos declarado ante la ONPE, más allá de estas cosas rechazamos las extorsiones", indicó.

Pese a lo dicho por el mandatario, la Comisión de Fiscalización del Congreso para que explique, como presidenta del partido de gobierno, los supuestos aportes de los mineros ilegales a la campaña electoral de su agrupación política.

RESPONDE A ALAN GARCÍADe otro lado, Humala rechazó cualquier insinuación que desde Palacio se estaría direccionando el debate en el Congreso de los informes de la megacomisión que investigó al expresidente .

"Están profundamente equivocados, no tengo tiempo para meterme en esas cosas, no es la función del presidente de la República. A veces uno cree que todos somos iguales a ellos, nosotros nos hemos dedicados a trabajar", indicó en alusión a lo señalado por el líder aprista.