En sus primeras declaraciones después del escándalo protagonizado por el exembajador al recibir en su despacho a representantes del grupo prosenderista , el presidente de la República, , se refirió en forma velada a este grupo fachada de Sendero Luminoso y reafirmó que "estarán alertas" a sus movimientos "dentro y fuera del país".

"Reafirmamos nuestra determinación a combatir a los enemigos del Perú, que a veces vienen bajo el disfraz de organizaciones y colectivos que tratan de confundir a la población, en el interior y en el extranjero. No bajaremos la guardia y estaremos alertas a sus movimientos dentro y fuera de la patria", sostuvo durante una ceremonia por el 114 aniversario de la .

"Estamos en la lucha contra el terrorismo, que es y seguirá siendo combatido con todas las armas que provee el estado de derecho a través de sus fuerzas armadas e instituciones tutelares incluyendo a sus órganos en el exterior", agregó a la vez que enfatizó en que "jamás" permitirá que regrese la violencia.

Desde el escándalo, y un contra el canciller Rafael Roncagliolo, Humala no se había declarado sobre el caso, actitud que fue muy criticada por la oposición, incluída la lideresa de Fuerza 2011, Keiko Fujimori, quien y no enviar a "su vocera", .