(USI)
(USI)

Pese a las constantes críticas por parte de su padre don y otros familiares, el presidente de la República dijo comprender la angustia y la edad del patriarca del clan familiar, por lo que espera, en algún momento finalizado su mandato, poder reconciliarse con su familia.

"Entiendo la angustia de mi padre de tener y que quiera su libertad. Entiendo la situación de su edad también, yo lo quiero y lo respeto. Jamás voy a decir algo en contra de mi padre. Ya habrá un momento cuando deje la presidencia de poder reconciliarme con mi familia", dijo en RPP Noticias.

El mandatario negó que sus problemas familiares –bastante públicos en el país- infieran en su labor como jefe de Estado. "Lamento esta situación, pero es un tema que, si no voy a poder solucionar, lo dejo a un costado (…) He podido en estos años separar los problemas de la familia con las responsabilidades de un jefe de Estado. Siempre hay un pesar, un dolor", admitió.

"Si quieren sentirse orgullosos de que he hecho un buen Gobierno, que me dejen trabajar", agregó.