Hernando de Soto es candidato a la presidencia por Avanza País. (Foto: Leandro Britto)
Hernando de Soto es candidato a la presidencia por Avanza País. (Foto: Leandro Britto)

(79) nos recibió ayer en su casa para hablar de su relación con el fujimorismo y los temores que le genera Yonhy Lescano. Tiene varias propuestas para vacunarse.

Hernando de Soto candidato presidencial de Avanza País
Hernando de Soto candidato presidencial de Avanza País

¿Por qué decidió lanzarse a la Presidencia?

Recibí propuestas para conformar la plancha de otros partidos y de algunos para ser el candidato a la Presidencia. Vi que podía convocar a un mejor equipo en su totalidad que los otros candidatos porque me preocupa mucho el Perú. No estamos en tiempos de paz, estamos en tiempos de guerra con varias fronteras por donde pasan migrantes, migrantes delincuentes; tenemos la pandemia y una situación económica. Estas son las situaciones que yo atiendo cuando trabajo con jefes de Estado en otros países y sentí que verdaderamente podía hacerlo mejor que los otros candidatos. Entonces decidí lanzarme para sentirme bien, plenitud y ayudar a mi país.

MIRA: Presidente Francisco Sagasti: “Con las vacunas empezamos desde cero”

Pero a usted, en esta campaña, no lo hemos visto viajando por el país como otros candidatos.

He estado viajando por el país y he viajado también antes de la pandemia; creo conocer bien el país y sus problemas. Con las vías cibernéticas yo vi que podíamos llegar más lejos. Eso va a cambiar y ahora todo el mes estará hecho de viajes. La presencia local tiene más sentido los últimos días de la campaña.

¿Viajó a EE.UU. esta semana?

No fue por un tema de campaña. Aproveché para hacer uno o dos contactos con unos jefes de Estado que creo que podrían ayudarnos mucho en caso de ganar las elecciones. También le ofrecí al presidente Sagasti a las personas técnicas que han realizado los mejores programas de lucha contra la pandemia, pero no hemos recibido respuesta del presidente.

¿Quiénes son?

Todavía no puedo hablar de ellos, a futuro no hay problema. Si soy presidente, yo podré acceder a ellos. Pero si el presidente Sagasti (los atiende), no puedo sacar sus nombres si no tengo el agrado del presidente Sagasti, pero son de los países que más éxito han tenido en la lucha contra la pandemia.

Cuando le han dicho que su candidatura se parece a la de PPK, usted ha respondido, para diferenciarse, que el expresidente ‘se llevaba bien con todos’. ¿Usted con quién no se lleva bien?

Yo no veo que me lleve mal con alguien, es decir, que yo conozca. Me habré cruzado hace diez años con Verónika Mendoza o habré conocido a uno que otro candidato, pero con aquellos candidatos con los que estoy familiarizado sí me llevo bien. En campaña todos sabemos que debemos diferenciarnos los unos de los otros porque son distintas opciones.

¿Y fuera de la campaña con quién no se lleva bien, aparte de Vargas Llosa?

Hay varios. Abimael Guzmán, no se olvide que la persona civil más bombardeada en Perú soy yo. Mario no trató de matarme, que es otra cosa. Con Lescano hay una polarización por el programa.

¿En qué es distinto su programa?

Lescano cree que las cosas pueden ser resueltas con mayor estatismo. Yo veo en él la posibilidad de que el Perú se convierta en una Venezuela del futuro.

¿Por qué cree que ni Mendoza ni Lescano le aceptaron debatir?

Creo que no tienen cómo defenderse. En primer lugar yo hago una diferenciación; yo creo en los buenos sentimientos de Verónika, creo que ella dice lo que cree y no tiene cómo justificarlo frente a mí. Creo que tengo un conocimiento mayor que ella de hacia dónde nos llevan sus propuestas.

¿Y Lescano?

En el caso de Lescano creo que está respondiendo a afanes populistas que son muy peligrosos desde ya. Mientras dure la campaña, gracias a él, cualquier persona, grupo de empresas nacionales o internacionales que estaban pensando en invertir en el Perú van a estar guardados hasta que termine la elección y sea derrotado. Si entra Lescano, sencillamente, no van a venir al Perú porque básicamente él ha dicho, como el expresidente Vizcarra, que las reglas de juego van a llevar a algún nivel de expropiación: participación del Estado que no es un buen gestor. Por otro lado, cuando dice ‘vamos a tener una constituyente y vamos a diseñar una nueva Constitución, lo que les está diciendo, en pocas palabras, a los inversionistas es: las reglas del juego no están dadas y me va tomar tres o cuatro años para formularlas. Ahí sí no viene absolutamente nadie.

¿Lescano dice que el Estado puede tener una participación del 50%?

No es viable tener esa opción en el Perú. Si estuviéramos hablando del Estado sueco que es eficiente, donde a veces entra a proyectos que les falta financiación pero no se entromete en la gestión sino que apoya financieramente, quizás allí podría pasar. Pero en el caso del Perú, sabiendo la tendencia que tiene el Estado en entrometerse, es una mala noticia para un inversionista, sobre todo si no se dice cómo participa el Estado.

Mendoza fue faltosa con Julio Velarde esta semana. ¿Qué opina?

Tengo muy alta estima a Julio Velarde. Lo conozco bien, ha trabajado como economista y jefe dentro de mi organización, el ILD. Es uno de los mejores banqueros de América Latina y del mundo. Doña Verónika debería pedir disculpas porque es uno de los mejores profesionales que existen. Ha hecho una política monetaria realmente excelente, lo cual hace que, en un país pobre que ha caído en todos los índices mundiales, el Banco Central de Reserva siga siendo de cinco estrellas.

Mediante un tuit la noche del sábado, Hernando de Soto dijo “la posición de la extrema derecha golpista”.
Mediante un tuit la noche del sábado, Hernando de Soto dijo “la posición de la extrema derecha golpista”.

¿Su aparición junto a López Aliaga es sinónimo de una alianza?

No, de ninguna manera. Yo he dicho que se necesitaban más votos que vetos. En ese sentido simpatizaba con Forsyth y López Aliaga ante una posible exclusión. Lo que ocurrió es que el único que me agradeció eso fue Rafael y el único que tenía una manifestación pública era él. Decidí hacer una presencia física, él estaba sorprendido y dije que, a pesar de ser su rival y a pesar de tener grandes diferencias, yo esperaba que no se le tache si no había una grave falta. No está previsto ninguna alianza, sería muy difícil.

¿Qué lo diferencia?

Hay varias diferencias. Yo creo en una economía que no solo es de privados, que no solo es de formación de capital por aquellos que tienen mecanismo para formar capital; sino para trastocar el sistema para que todos los peruanos, incluso los más pobres tengan acceso al capital.

¿Solo eso? Porque usted es un liberal y López Aliaga ultraconservador.

En lo económico, eso es lo fundamental. Las otras cosas son marginales, son asuntos de conciencia que han existido hace 2,500 años y van a seguir existiendo. Lo que es crucial es cómo salimos de la pandemia, cómo nos recuperamos económicamente, cómo acabamos con la pobreza, lo haría muchísimo mejor que López Aliaga.

Sus críticos dicen que su candidatura es un satélite del fujimorismo.

Si fuera profujimorista, estaría en ese partido. No hubiese, gentilmente, criticado a Keiko por no cumplir sus promesas cuando era la jefa, para todo efecto práctico, del Legislativo. He dicho que no se hizo mucho cuando su partido dominaba el Congreso. Llevo en mis filas a las personas que ayudaron a crear el sistema financiero internacional que le dio al Perú tanta prosperidad en los últimos treinta años; no están en su partido sino en el mío. Igualmente, en lo que se refiere a la situación de seguridad, habla de mano dura, pero, cuando empezó su papá con mano dura tanto para acabar con una inflación de 7,000%, acabar con Sendero Luminoso, con el MRTA, ella tenía 15 años. Mientras que los que combatieron y descabezaron al MRTA y a Sendero, según las propias admisiones de Abimael Guzmán en su libro Las dos columnas, fueron el general Marco Miyashiro, el general José Williams y yo; y ninguno está en el partido de Keiko.

¿Y cree que con esa explicación los electores que aún no tienen un candidato votarían por usted? ¿Cómo los hace entender que usted no es profujimorista?

Me acaba de iluminar el cuarto, la primera cosa que le voy a pedir a ‘Chichi’ Valenzuela y al excelente caricaturista Mechaín –lo admiro mucho– es que dejen de poner fotos mías como caretas sobre Keiko; con eso ya vamos acabar con el 90% de la sospecha de que yo tengo algo que ver con el fujimorismo. La segunda cosa que me está convenciendo es desde esta semana marcar las distancias y diferencias, y espero que también las publique Perú21.

Caricatura de Mechaín.
Caricatura de Mechaín.

Como siempre.

No siempre, pero estoy seguro de que esta entrevista será distinta.

Aquí estamos para que marque esas distancias.

Me parece bien. Vamos a marcar las diferencias por una razón muy importante y es que cuando se trató de bajar la inflación, crear el paquete de shock que permitió efectivamente dar bienvenida a capitales nuevos al Perú y permitió la creación para 1992 de 340 mil nuevas empresas formales, eso lo hicimos nosotros, tenemos los documentos para probarlo, no porque le quita mérito al presidente Fujimori, quien asumió el pasivo que estas podían arrastrar cuando Keiko tenía 15 años. El fujimorismo no es un partido político, no es una ideología, es una dinastía.

En el libro Minicandidatos, José Carlos Requena se pregunta sobre usted: ¿Importará la titulación al elector peruano –tan acostumbrado a la propiedad informal– tanto como la generación de riqueza? ¿Será lo suficientemente persuasivo su mensaje de llevar las comunidades hasta los mercados internacionales?

En primer lugar, es difícil encontrar en el Perú alguna persona o familia que no haya sido titulada por nosotros: Cofopri, Sunarp o Pett. Cada vez que nosotros hemos salido, la bienvenida ha sido amplia. Dudo que alguien rechace un título en el Perú, pero tenemos que mejorarlos para que puedan llegar a mercados de capital. Tengo que ser elegido para que esas cosas se realicen porque yo sé poner los presupuestos de tal manera que el Estado y las comunidades se beneficien. Si soy elegido, voy a poner a andar los proyectos mineros, petroleros, gasíferos y los agrícolas, porque los voy a conectar con los mercados extranjeros, y va a haber beneplácito y entusiasmo de los peruanos.

¿Qué hará para contener la pandemia?

He estado en comunicación directa con el jefe del comando que lucha contra la pandemia en Israel, es el país más exitoso. De todas las personas enfermas por el coronavirus, ellos han logrado que solo el 1% llegue al hospital, el resto se puede curar en casas si se detecta a tiempo y si el Estado conforma protocolos locales. Tenemos también, pero aún no puedo anunciarlo, el respaldo de la mejor gente con relación a la lucha contra la pandemia.

Dijo que le ofrecieron vacunarse. ¿Ya se vacunó?

Fueron varias personas. Yo trabajo en varios países con jefes de Estado, algunos de ellos –ya que los ayudo a manejar los problemas de los sectores pobres del país– me ofrecieron la vacuna, pero yo todavía no he reaccionado a ello porque quiero ser políticamente eficiente, no criticado, aunque por supuesto tengo derecho a defender mi vida. La respuesta a su pregunta es no.

Su plan de gobierno dice: “La percepción de inseguridad por parte de la ciudadanía se ha reducido notablemente”. ¿Qué datos respalda esa afirmación?

Creo que lo que está viendo es…

El plan de gobierno de Avanza País.

El plan de gobierno de Avanza País que fue sometido cuando estaban poniendo tachas. Hace dos meses hemos presentado un plan completamente revisado.

Este es el publicado de manera oficial en el JNE.

Lo que yo le quiero decir es que hace seis semanas hemos publicado el plan de Hernando de Soto, no el que fue preparado antes de que asumiéramos control de la campaña, y allí no dice eso. Es una frase que desconozco.

Pero si el ciudadano entra a la web del JNE, va a encontrar este plan.

Yo sé, es un problema que estamos tratando de resolver comunicando a todo el mundo el verdadero plan.

¿Entonces no ha formalizado el cambio en la plataforma oficial?

Es eso, pero es bien sencillo y pasa con mis títulos también. Si yo en este momento tendría que ponerme totalmente a derecho, tendría que ir a todos los registros. Es un poquito como la formalización de los mineros. Es culpa nuestra, hemos debido poner nuestro nuevo plan.

TENGA EN CUENTA

  • “Estoy convencido de que como presidente lo voy a hacer mejor que otro candidato. Tengo la experiencia y tengo un equipo bien armado con experiencia en tiempos de guerra”, dice líder de Avanza País.
  • “Si usted va a un hospital, yo soy su médico de experiencia. Somos la solución de lejos”, afirma.
  • “Gran parte de las modificaciones que necesitamos para tener un Estado responsable es reducir el CAS al mínimo”, señala.