(USI)
(USI)

Tras la difusión de dos testimonios que señalan que las víctimas de los episodios de tortura y asesinato ocurridos en la base militar fueron arrojadas a un río por orden de los mandos militares que controlaban la zona, la Fiscalía de la Nación decidió abrir una nueva investigación sobre este caso.

Las indagaciones fueron dispuestas por la fiscal especializada en terrorismo y derechos humanos Edith Chamorro Bermúdez, con el respaldo del titular del Ministerio Público, Pablo Sánchez.

El ex procurador Luis Vargas Valdivia precisó a Perú21 que estas indagaciones no podrían hacer referencia a los hechos que el Poder Judicial ya ha archivado en 2009 que implicaban al ex presidente Ollanta Humala y que serían cosa juzgada.

"Lo que la Fiscalía está tratando de indagar es saber si existen nuevos elementos que permiten determinar la existencia de delitos", señaló a Perú21.

Por su parte, el vocero alterno de Fuerza Popular, Héctor Becerril, fue más directo al señalar que, para efectos de este caso, el ex mandatario Ollanta Humala no podrá invocar el principio de cosa juzgada.

"No podrá hablar de cosa juzgada porque es un caso nuevo. No tengo dudas de que Ollanta Humala va a ser procesado, juzgado y finalmente sentenciado. Terminará en la cárcel por crímenes de lesa humanidad y violar derechos humanos", concluyó.

SABÍAS QUE

Ya están registrados los nuevos denunciantes ya fueron incluidos en la Unidad de Atención a Víctimas y Testigos del Ministerio Público.

Contacto con testigos. La Fiscalía Superior de los Delitos de Terrorismo y Derechos Humanos coordinó con el programa #BetoASaber para establecer contacto con los nuevos testigos.

Humala a la cabeza. La base Madre Mía (San Martín) fue dirigida por Ollanta Humala en los 90.

TAGS RELACIONADOS