Evo Morales dijo que Bolivia hará un seguimiento directo al fallo de La Haya. (Perú21)
Evo Morales dijo que Bolivia hará un seguimiento directo al fallo de La Haya. (Perú21)

Bolivia hará "seguimiento directo" al fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre la delimitación marítima entre Chile y Perú, anunció el presidente del país altiplánico, .

El diputado Héctor Arce, miembro de uno de los tres grupos de trabajo que impulsa la demanda planteada por La Paz ante en abril de 2013, viajó a la sede del tribunal supranacional, en , "para un seguimiento directo de lo que pueda pasar", indicó el mandatario.

Con similar propósito "también hicimos contacto con nuestro agente ante La Haya (el exgobernante Eduardo Rodríguez Veltzé)", agregó.

En Bolivia hay expectativa por el fallo porque, aunque no le aluda directamente, su contenido incidirá en el centenario reclamo boliviano de una salida al Océano Pacífico.

"Respetamos cualquier resolución que pueda emitir (La Haya). Yo tengo mucha confianza en los tribunales internacionales", declaró el jefe de Estado boliviano antes de partir a la cumbre de la Celac en Cuba.

En cuanto a la demanda boliviana presentada ante la CIJ, Evo Morales remarcó que "continuará cualquiera sea el fallo de La Haya (sobre Chile y Perú)".

En abril de 2013, Bolivia demandó a Chile ante La Haya para obligarlo a negociar la entrega de una salida soberana al mar, tras perder 120.000 km2 y 400 km de costa en la guerra que les enfrentó en 1879, en la que también participó Perú.

Morales destacó la importancia de que "los pueblos de Bolivia y Chile" estrechen sus relaciones, pese a que "con alguna clase política (chilena) no se puede mejorar las relaciones".

"Nuestro gran interés es que con los distintos gobiernos trabajemos por nuestros pueblos. Somos dos países amigos, vecinos, somos dos países hermanos, y superando los problemas históricos, podemos trabajar de manera conjunta los pueblos de Chile y Bolivia", aseveró.

La Paz y Santiago no tienen relaciones diplomáticas desde 1978, cuando fracasó un intento de negociación sobre la salida que Bolivia busca recuperar al Océano Pacífico.