Guillermo Bermejo es acusado de pertenecer a Sendero Luminoso. (César Campos/GEC)
Guillermo Bermejo es acusado de pertenecer a Sendero Luminoso. (César Campos/GEC)

, acusado de pertenecer a la organización terrorista Sendero Luminoso, se paseó libre y campante por los pasillos del Congreso de la República el último martes. Llegó al hemiciclo Porras Barrenechea, donde seguramente se imaginó, ya como congresista, debatiendo en alguna comisión, y se tomó una foto junto a sus compañeros de Perú Libre mientras levantaban el puño derecho. “Unidad para luchar, unidad para vencer”, tuiteó.

Bermejo recibió ayer de parte del Jurado Nacional de Elecciones (JNE) las credenciales que lo habilitan a ejercer como parlamentario. Afrontar un juicio por el delito de terrorismo no ha sido impedimento para que la majestad del Legislativo se vuelva a ver empañada por un legislador que tiene cuentas pendientes con la justicia.

El electo congresista busca desbaratar por todos los medios la sólida acusación fiscal que pesa en su contra.

MIRA: Vladimir Cerrón: Juez de Huancavelica anuló sentencia contra exgobernador de Junín

En la última audiencia, el abogado de alias el ‘Che’, Ronald Atencio, adelantó que presentará testigos que –según su versión– acreditarán que el virtual parlamentario estaba dictando “conferencias” cuando, de acuerdo a los delatores, visitaba los campamentos senderistas en el Vraem, en febrero de 2009.

Cuando el fiscal Gino Quiroz le consultó en la misma audiencia si había estado en el campamento senderista conocido como “Huancamayo”, Guillermo Bermejo lo negó todo.

Si bien gozará de la inmunidad y de facultades legislativas, al menos el actual Congreso aprobó que los procesados por terrorismo y narcotráfico no pueden integrar las comisiones de Inteligencia y Orden Interno.

Bermejo y su compañero de bancada Guido Bellido, investigado por apología del terrorismo, no serán parte de ambos grupos de trabajo.

La ‘silla vacía’

El congresista por el Partido Morado, Gino Costa, consideró que si bien se ha avanzado en la reforma política, el impedimento para que personas condenadas en primera instancia postulen a cargos públicos “aún no es suficiente”.

“Hay una reforma pendiente, que es la de la ‘silla vacía’, que se ha aplicado en Colombia; consiste en que si un partido lleva a un procesado en sus filas y este es condenado, el partido pierde esa curul y ya no hay reemplazo. De esa manera la organización pensará dos veces antes de tener investigados en sus filas”, dijo Costa a Perú21.

Los nuevos legisladores

El JNE entregó ayer las credenciales a los congresistas electos que se presentaron en la ceremonia celebrada en el auditorio del Ministerio de Cultura. Solo 9 de los 130 no participaron del acto.

Jorge Luis Salas Arenas, presidente del JNE, ya había adelantado que el exmandatario Martín Vizcarra no iba a recibir las credenciales porque el actual Parlamento lo inhabilitó por 10 años para asumir cualquier cargo público. En su lugar acudió su accesitario, José Jerí, activo militante de SP y abogado del que s con el Gobierno Regional de Áncash durante la gestión del detenido gobernador Juan Carlos Morillo.

Otro de los que estuvieron posando sonrientes fue José Luna Gálvez, dueño de Podemos y de Telesup, actualmente investigado por presuntamente pagar coimas para encaminar la inscripción de su partido.

Gálvez también está implicado en el caso de aparentes aportes irregulares de empresas brasileñas a la campaña de Luis Castañeda a la Alcaldía de Lima en 2014.

ESTE VIDEO TE PUEDE INTERESAR

César Combina