El presidente regional de , , respondió esta mañana al anuncio del Poder Ejecutivo sobre en tres provincias de su jurisdicción a raíz de las violentas protestas contra el .

"Desde mi punto de vista han liquidado el actuar de los llamados facilitadores (los religiosos católicos y )", manifestó Santos durante un acto público en Cajamarca.

A raíz de este anuncio, Santos insiste en el levantamiento del estado de excepción en las provincias de Cajamarca, Celendín y Hualgayoc; demandó una respuesta al jefe de Estado sobre las observaciones que le hizo llegar a través de los facilitadores y amenazó con extremar las protestas contra el proyecto aurífero.

"Como presidente regional no puedo ser utilizado por el Gobierno Nacional ni las transnacionales, diciéndome que yo soy el único interlocutor que puede conversar con los representantes de Ejecutivo", expresó Santos, citado por RPP.

"No me pueden utilizar para distraer y ganar tiempo para imponer el proyecto con una ocupación militar. No me voy a enfrentar a ese juego sucio al que están acostumbradas a hacer las transnacionales en Perú, especialmente la minera Yanacocha", agregó, al alegar que no elude su responsabilidad en la crisis que desató.

'MOCOS POR BABAS'Por su parte, el otro promotor de las protestas antiminera, Wilfredo Saavedra, criticó al nuevo gabinete que encabezó Juan Jiménez, y dijo que solo se ha cambiado "mocos por babas".

"Ellos quieren seguir imponiendo el estado de emergencia con la supresión de los derechos humanos, para que se imponga a la vez el proyecto Minas-Conga contra la mayoría de los cajamarquinos", dijo el exemerretista en RPP.