Tras varios desaires al Congreso, el presidente de la región Cajamarca, , que lo investiga, pero en lugar de aclarar la graves denuncias en su contra, se declaró víctima de una supuesta "persecución política".

La autoridad regional negó el presunto contra el , y también rechazó haber favorecido a su empresario , quien ganó millonarias licitaciones en Cajamarca.

Asimismo, alegó que las , en las que aparece Vallejos junto a funcionarios de Cajamarca y su hija, de vacaciones en Máncora, no es prueba alguna de irregularidades.

Además, dijo que el Congreso ha iniciado una presunta persecución política en su contra, imputación que fue respondida por el presidente del grupo de trabajo, , quien descartó tajantemente tal posibilidad.

"Ni persecuciones ni venganzas, muy por el contrario, saludamos su presencia. Se le ha convocado en otras ocasiones y, bueno, usted hoy recién ha tenido a bien venir a nuestra comisión", indicó al recordar que anteriormente fue invitado y no acudió a las convocatorias.

Al inicio de la sesión, los legisladores Segundo Tapia y Rogelio Canches exigieron a Santos que mantuviera respeto hacia los miembros de la comisión parlamentaria, mientras que el congresista Héctor Becerril lo criticó por haber asegurado que había sido citado por primera vez al Congreso.

Sin embargo, el parlamentario Jorge Rimarachín deploró la actitud de sus colegas y aseveró que solo presentan especulaciones y ninguna prueba de las denuncias. Incluso, afirmó que esta citación a Santos, de grado o fuerza, forma parte de una persecución a "autoridades de izquierda".

Al término de la presentación de Santos, los integrantes de la Comisión de Fiscalización acordaron invitar a Vallejos para el próximo lunes 10, a fin de que explique sus vínculos con Santos y cómo su empresa obtuvo del gobierno regional el encargo de realizar diversas obras.