El premier confirmó que se estudiará la posibilidad de comprar un nuevo avión presidencial, tal , luego de las críticas a la reunión del presidente con su homólogo francés, , en París, sin autorización del Congreso.

"Tiene un problema de autonomía de vuelo. (La nave) tiene que cargar combustible cada cuatro o cinco horas, y se van a iniciar los estudios de preinversión para determinar la factibilidad de un bien de este tipo", señaló en conferencia de prensa.

"Es un patrimonio que sería para el Estado, es un proyecto que se va a evaluar de manera técnica", agregó Jiménez Mayor.

Sin embargo, el boeing 737-500, operado por la Fuerza Aérea, fue adquirido en 1995 y luego modificado para vuelos de largo alcance.