Gilbert Violeta: "La reconciliación debe ser una política nacional"

Asegura que el indulto a Fujimori no fue un canje sino una decisión del Presidente que hay que respetar.

Gilbert Violeta

Gilbert Violeta. Congresista y presidente del partido Peruanos por el Kambio. (Perú21)

Gilbert Violeta. Congresista y presidente del partido Peruanos por el Kambio. (Perú21)

Perú21

Mariella Balbi
Mariella Balbi

La batahola política que ha provocado el indulto a Alberto Fujimori aún no finaliza. El nuevo gabinete está fuertemente cuestionado. El vocero parlamentario de PpK , Gilbert Violeta , propone el diálogo para afrontar esta crisis de gobernabilidad. De ser necesario ofrecer disculpas, habría que hacerlo.

¿Verdaderamente este es el gabinete de la reconciliación? Lo único que ha provocado es divisiones partidarias y la crítica de todos los grupos políticos.
La reconciliación debe ser una política nacional. Espero que el gabinete la exprese. No puede ser un discurso vacío, hay que asignarle acciones concretas que provoquen un entendimiento entre peruanos y resultados de parte del Ejecutivo.

Se han dividido varios partidos, ¿ese era el objetivo?
No creo que el objetivo sea ese.

Sin querer queriendo…
Ni siquiera eso. Ha surgido una gran discusión con el Apra.

Y con el fujimorismo.
Desde su posición de opositor, cualquier cosa que haga el gobierno la va a criticar. La división del fujimorismo no tiene que ver con el gabinete, sino con lo que está pasando en su interior.

¿El indulto a Alberto Fujimori generó un nuevo gabinete?
Es una decisión del presidente, no del gabinete, ocurrió antes de su juramentación. El indulto a un ex presidente como Fujimori, con los casos por los que fue sentenciado, hubiera sido polémico en cualquier escenario.

¿El indulto fue un canje: no te vaco y me indultas?
Terminó de agrietar las propias contradicciones del fujimorismo. No ha sido un canje sino una decisión del presidente y tenemos que respetarla. Además, el indulto fue después de que la vacancia finalizara.

Gracias a los votos del grupo kenjista, el presidente continúa en el poder.
Y a los de su bancada y otras bancadas. Todos los votos cuentan. La vacancia era una situación a todas luces irregular. No hubo un debido proceso. Se salvó por un pelo, si pues, así son las circunstancias políticas.

El gabinete solo ha cosechado la reprobación de todos, ¿eso es reconciliación?
Aún hay un clima de crispación política, ¿qué esperaba, que el Frente Amplio, Nuevo Perú, el fujimorismo, el aprismo nos tiraran flores? Iba a darse una crítica natural. Lo que necesitamos como país es bajar la temperatura política.

¿Este gabinete lo hará?
Déjeme tener esperanzas. Recién se han sentado en sus puestos y ya hay cuestionamientos producto del clima político vivido en los dos últimos meses. Dependerá de las acciones y gestos políticos que logre tener la señora Aráoz como premier. El gabinete tiene que trabajar en la reconciliación. No creo en que un día estamos peleados y el siguiente estamos bien. No pensemos en que somos los mejores amigos sino en cómo le damos gobernabilidad al país.

¿Cómo se concreta la reconciliación?
Hay que mostrar resultados concretos de ejecución.

¿Puede identificar con quiénes se van a reconciliar?
Los peruanos necesitamos reconciliación. El caso del ex presidente Fujimori lo único que demuestra es lo polarizados que estamos.

¿Buscan la reconciliación en torno al indulto a ex mandatario?
Las reacciones ante el indulto son reflejo del nivel de confrontación que tenemos. Hablar del indulto es insistir en temas que nos dividen. Pongamos modo futuro. Yo soy antifujimorista, no dejaré de serlo, pero hay que voltear la página. Hay una responsabilidad de gobierno que debo apoyar.

¿Está en contra del indulto a Fujimori?
Muchas veces opiné en contra, pero respeto la decisión del presidente.

¿Con qué sectores sociales, con qué partidos se busca la reconciliación?
Desde el gobierno hay que generar entendimientos políticos, encuentros. Debe haber un mensaje. Esperemos que el gabinete nos presente un plan para encontrar puntos de encuentro. La legitimidad se gana con acciones.

El presidente de la comisión política del Apra dijo que la premier le declaró la guerra a ese partido por elegir a un aprista como ministro, y que tuvo malos modales políticos.
Lamento que esa sea la lectura, no creo que sea el objetivo político. Lo primero es el diálogo. Si un presidente de la comisión política de un partido habla de guerra, no le vas a responder con más guerra.

La guerra ya ocurrió.
Hay que difundir mensajes de diálogo. Sentarse ambas partes y que se expliquen los puntos de diferencia con el Ejecutivo, si no, no los resolveremos.

Mauricio Mulder sostiene que le dijo a Mercedes Aráoz: “No participaremos en el Ejecutivo”, pero incluyó en el gabinete a Javier Barreda, hoy expulsado del Apra.
No creo que la premier haya buscado generar confrontación. Ella puede tener la actitud política de sentarse a conversar desde el Acuerdo Nacional, desde su despacho y distintos sectores. El tema de Barreda no puede convertirse en una diferencia de gobierno, de Estado. Que ellos resuelva su tema interno. Han expulsado a Barreda, pero deberían procesarlo según normas del JNE. Un militante tiene derechos, para sancionar debe darse un debido proceso.

¿Le sorprende que Barreda dijera que PPK “era incapaz, que había una inmensa corrupción” y luego esté en el gabinete?
Todos tenemos derecho a expresar nuestra opinión. El gabinete no se forma solo con amigos o con gente que piensa igual que uno.

Si alguien considera a un presidente inepto y corrupto, ¿tiene sitio en el equipo ministerial?
Por lo visto no lo considera ni inepto ni corrupto, por eso está ahí. Más allá de un exabrupto o una calentura política momentánea, está claro que no cree eso. No hay que encerrarse en ellas. El país necesita gobernabilidad, esta pasa por ganar la confianza ciudadana y mostrar que se trabaja para la gente. Hay que darle el beneficio de la duda al gabinete.

¿Cómo conversarán con el Apra y los keikistas?
Hay que sentarse a conversar con los líderes y decirles: mi intención no ha sido atacar. Disculpen si la lectura es esa, pero mi objetivo no es dividir.

¿Los ppkausas buscan aliarse con los kenjistas para la gobernabilidad? Usted dijo que hay que dialogar con Alberto Fujimori.
El titular no tiene correspondencia con lo que dije: afirmé que el diálogo no se le niega a quien tiene representación política. Conversaría con los señores Arana, Barnechea.

¿Y con Fujimori?
Yo declaré que le dieron un indulto humanitario y por ello su primera obligación es su salud, no hacer política. No creo que esté en condiciones para meterse en este lío. Pero sí hay un bloque parlamentario, liderado por Kenji Fujimori. Como vocero, converso con él y con Daniel Salaverry.

¿Con quién conversará la premier?
Yo hablo como parlamentario. Ella hace la operación. Si le da gobernabilidad al país, que converse con Kenji y con Keiko. Los poderes son reales, Kenji representa a un bloque de 10, 15 o 20 congresistas.

¿Buscan dividir al fujimorismo?
Yo converso con la señora Glave y el señor Arana. No hay una estrategia para dinamitar al fujimorismo. Creo que se debe conversar con todos.

Para el gabinete, para los ppkausas, hay dos sectores con igual legitimidad en el fujimorismo.
Está claro que hay dos grupos.

¿Alberto Fujimori diseñó su indulto?
Habría que preguntárselo a él.

Los diez kenjistas que le dieron la no vacancia dijeron que conversaron por teléfono con él.
Hay demasiado mito. No les creo que hayan hablado por teléfono. Maritza García lo dijo probablemente como parte de su defensa en su bancada.

Úrsula Letona declaró que Mercedes Aráoz no tiene capacidad para consensos.
Sería bueno que tenga buenos deseos hacia la premier. Si es exitosa, redituará a favor del país. Todos esperamos que la señora Aráoz nos demuestre en el campo lo contrario. Creo que tiene que hacer ese trabajo de convencimiento, sé que el diálogo es difícil.

¿Arranca deslegitimada frente a los partidos, incluidos ustedes?
Deslegitimada sería si no tuviera apoyo social. Tiene legitimidad política, está empoderada por el presidente. Hay que conversar con ella. Ha formado un gabinete con un grupo de su confianza, muy allegados a ella.

Renunciaron tres congresistas a la bancada de Peruanos por el Kambio.
Tienen el derecho, mantenemos buena relación, estamos buscando abrirles espacio en las comisiones.

Están presentando una acusación constitucional contra el ministro de Justicia.
No hay ningún pedido en ese sentido y el viernes finalizó la legislatura. Tampoco hay posibilidad de ver las facultades delegadas para el Ejecutivo hasta marzo.

¿Qué harán?
Para lo prioritario, el Ejecutivo presentará proyectos de ley que puedan ser aprobados en la Comisión Permanente.

Salvador Heresi (PpK) declaró que, salvo el nombramiento de Meléndez, se reserva su opinión respecto a los otros ministros.
Con excepción de él, todos fuimos a la juramentación. Probablemente tenga un reparo personal, está en su derecho. Hay un margen de discrepancia admisible.

¿El presidente mintió cuando dijo que no tuvo vínculo laboral con Odebrecht?
No. Él no tuvo vínculo ni relación con Odebrecht. No ha recibido sobornos, no está en la Caja 2 de Odebrecht y ha pedido que le levanten el secreto bancario.

Su empresa Westfield Capital recibió dividendos por contratos con Odebrecht.
La dejó en manos de un administrador, Gerardo Sepúlveda.

Que se niega a responder ante la comisión Lava Jato.
Es un error, él debe presentarse, por un gesto de transparencia y por su propio resguardo legal.

¿Lo conoce?
Claro, alguna vez lo he visto, también el día de la juramentación. Conoce a PPK hace muchísimos años.

¿Y por qué PPK ha negado que sea su amigo?
No sé si lo serán o no. Han trabajado juntos, tiene una relación profesional con el jefe de Estado.

¿Y el presidente se presentará a la comisión?
Por supuesto. Lo puso por escrito.

¿La crisis de gobernabilidad es fuerte?
Sí, hemos venido hablando de ello. El origen está en la decisión del voto popular de elegir a una mayoría potente en el Congreso, la más grande de nuestra historia y tener un Ejecutivo que ganó por poca diferencia. Eso ha generado una colisión permanente.

¿Qué responsabilidad tiene esta gestión en la falta de gobernabilidad?
Probablemente no haber generado mayores condiciones de diálogo. Pero ha sido muy difícil conversar con Keiko Fujimori. Ni saludó a PPK cuando ganó. Los líderes deben conversar permanentemente.

¿Cuál es la autocrítica entonces?
No haber forzado más el diálogo. La agenda política no lo priorizó.

¿Los cambios ministeriales son excesivos para un año y medio de gobierno?
Es que tenemos mucha confrontación política. El presidente dijo que la reconciliación es difícil. Ni usted ni yo estamos convencidos de que la palabra se pueda instalar en el diálogo político.

¿Participarán como PpK en las elecciones municipales y regionales?
En el plenario de octubre pasado se acordó participar. ¿Cómo? Si es en alianzas o solos está por definirse, y probablemente se hará región por región.

¿Por eso introdujeron al congresista (PpK) Jorge Meléndez en el Midis?
En absoluto. Me sorprende el nivel de crispación. Los ministros Thorne, Molinelli pertenecían al comité ejecutivo del partido. Meléndez ha ratificado que funcionarios del Midis no participen en las elecciones. Además, en el Midis hay un ISO anticorrupción y Jorge ha pedido la suspensión de su militancia.

Bueno…
Es un gesto.

“HAY QUE ACATAR LOS FALLOS DE LA CORTE-IDH" 

¿El caso Pativilca puede complicar el indulto a Fujimori?
No estoy seguro. Hay que ver el pronunciamiento de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

¿Su fallo al respecto es vinculante?
Lo que determina la Corte-IDH se tiene que aplicar en el derecho interno, hay que acatar los fallos.

¿Se podría revertir el indulto?
No creo que ese sea su fallo. Podría decir que se corrija el procedimiento, o que sea una ley la que regule esto. Puede exigir al Estado peruano una nueva regulación.

Le pregunto por la posibilidad de que cuestione el indulto al ex presidente Fujimori.
Es que la Corte-IDH no se pronuncia de esa manera. El indulto en el Perú es una facultad presidencial y lo otorga a discrecionalidad. Con su pregunta estamos especulando.

¿Alberto Fujimori fue un dictador?
Sí. He marchado contra su gobierno. Pero respeto la decisión del presidente.

DATOS

- Gilbert Violeta es abogado de la Universidad Mayor de San Marcos y presidente del partido Peruanos por el Kambio.

- Tras la renuncia de su colega Vicente Zeballos a la bancada oficialista, ocupó su lugar como vocero de la agrupación parlamentaria.

Leer comentarios ( )

Ir a portada