Hacen política con el gas. Expertos coinciden en que el problema es la implementación de infraestructura por parte del Estado.(Foto: GEC)
Hacen política con el gas. Expertos coinciden en que el problema es la implementación de infraestructura por parte del Estado.(Foto: GEC)

El presidente del recurre al viejo discurso populista y demagógico de nacionalizar o expropiar los recursos naturales o los activos privados, fórmula que ha fracasado desde hace varias décadas, y ahora, intentando repetir la misma receta, con un enfoque a la ‘boliviana’, insiste en una renegociación del bajo la amenaza de una expropiación.

Ayer, el premier montó un show y llevó un documento a una de las empresas del Consorcio poniéndole fecha para el inicio de las conversaciones. Según Bellido, es necesario “renegociar” el contrato y masificar el gas en el país, palabras que no tienen correlación con la realidad y con los datos concretos. Según la información brindada por la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, actualmente Camisea deja al Estado, entre impuestos y otros aportes, el 65% de sus utilidades.

MIRA: Guido Bellido e Iván Merino entregan oficio a Pluspetrol para empezar renegociación por Camisea

Por su parte, el presidente de la Sociedad Nacional de Hidrocarburos, Felipe Cantuarias, explicó a Perú21 que la masificación del gas es una responsabilidad del Estado. “Son ellos los que deben hacer que el gas natural llegue a todos los peruanos. Lo que dice Bellido parte de una idea populista donde tratan de responsabilizar al sector privado”, dijo.

Cantuarias recordó que el Estado, con la finalidad de masificar el gas, creó un modelo basado en las concesiones regionales, “un monopolio regional”, por medio del cual el concesionario es el que vende a las industrias, y con la utilidad de lo que vende se hace un subsidio cruzado para las conexiones domiciliarias.

“Ese modelo del Estado peruano ha fracasado porque, salvo en Lima, en las otras regiones el costo del gas naturales enviado por camiones hace que el precio final sea mucho mayor”, agregó. Por eso, según dijo, el sector privado propuso cambiar eso por un modelo de infraestructura de ductos, para que el gas sea más barato, y en aquellas regiones donde no es económicamente viable hacer las inversiones de ductos por medio de un privado, que el Estado se haga cargo con el subsidio de “El gobierno no tiene claridad sobre los objetivos puntuales referidos a la masificación del gas”.

“Si el gobierno quiere hacer algo por la masificación del gas natural, tiene la sartén por el mango pues pueden comenzar llevándolo a las regiones donde no habrá infraestructura de ductos como Ayacucho, Ucayali y las que fueron parte del Plan Siete Regiones. Pueden usar el dinero del fondo de inclusión social de energía, que es el subsidio directo, y colocar una planta en el distrito al lado de Camisea para iniciar el proceso de masificación”, agregó.

¿Entonces, por qué culpar al sector privado si no es el responsable en ejecutar esas obras? “Cómo es obvio, es una estrategia política de este gobierno culpar al sector privado para justificar una mayor presencia del Estado en la economía”, respondió Cantuarias.

ARGUMENTO ERRADO

El exministro de Energía y minas, Gonzalo Tamayo, remarcó que el proyecto Camisea tiene una cadena de valor que debe mantenerse en el campo técnico y no en lo político.

“Es muy fácil que utilicen al gas natural en un terreno político porque el gobierno no tiene claridad sobre los objetivos puntuales referidos a la masificación del gas, pues es un tema bastante técnico. Veo que los cálculos que tienen en el ideario de Perú Libre son errados, bajo eso se armó un argumento errado y, por ende, la política de gobierno es errada”, sostuvo.

Por su parte, el directivo ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE), Pablo de la Flor, sostuvo que “la amenaza de la nacionalización del proyecto Camisea es inconstitucional y además pone en grave riesgo la matriz energética del Perú”.

Indicó que no puede haber una renegociacion con una pistola cargada sobre la mesa. “Al sector minero energético le preocupa mucho que con este tipo de anuncios se pretenda vulnerar la estabilidad jurídica y el Estado de derecho, más aún cuando la industria hidrocarburífera nacional enfrenta una grave crisis por la desaceleración de las inversiones y la caída de la producción”, puntualizó De la Flor.

DATOS

  • El Consorcio Camisea está conformado por Pluspetrol, Hunt Oil, Sk, Tecpetrol, Sonatrach y Repsol.
  • El lote 88 del yacimiento gasífero es exclusivamente para consumo nacional, lo que garantiza un horizonte de abastecimiento de por lo menos 25 años.
  • El premier Bellido citó a Pluspetrol para este 6 de octubre a la primera reunión.

VIDEO RECOMENDADO

Pablo De La Flor
Pablo De La Flor