"(Los comentarios de los ministros) de ninguna manera implicaban interferencia porque no había ante quien interferir", señaló García-Sayán. (Foto: GEC)
"(Los comentarios de los ministros) de ninguna manera implicaban interferencia porque no había ante quien interferir", señaló García-Sayán. (Foto: GEC)

El exministro de Justicia y Derechos Humanos dijo este sábado que “sería impensable” que el primer ministro Vicente Zeballos y la ministra de la Mujer, , sean sancionados por el Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro que les abrió un proceso de investigación por presunta violación de la neutralidad electoral.

indicó que lo dicho por ambos ministros no puede ser catalogado como una interferencia en el proceso electoral, debido a que comentaron la no reelección parlamentaria cuando el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) no había precisado su postura al respecto.

“El JNE recién precisó después que los congresistas cesados sí podían ser candidatos. (Los comentarios de los ministros) de ninguna manera implicaban interferencia con nadie, porque no había ante quien interferir, no había candidatos en ese momento”, sostuvo en diálogo con Radio Nacional.

“Creo que estamos ante un incidente lateral al que no hay que darle mucha más importancia que la que tiene porque, evidentemente, en un momento así sería impensable que ambos puedan ser sancionados”, agregó.

Este jueves, el presidente del Jurado Electoral Especial (JEE) de Lima Centro, Juan Carrasco, informó que se ha abierto una investigación contra y la ministra Gloria Montenegro por presuntamente no respetar el principio de neutralidad que deben de mantener como autoridades públicas.

SANCIÓN AL FISCAL PÉREZ

En otro momento, el también excanciller consideró que la sanción al fiscal que le ha impuesto la Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público “tiene todo el color” de una censura en su contra.

Aseguró, en ese sentido, que los jueces y fiscales pueden expresar opiniones sobre asuntos políticos si se ven afectadas las instituciones que integran.

“Estos hechos (la sanción a Pérez) tienen todo el color y todo el contenido de ser unos pasos de censura por quienes quieren sancionar al fiscal José Domingo Pérez”, señaló García-Sayán.

“Los jueces y fiscales pueden expresar sus puntos de vista y opiniones sobre cuestiones políticamente controvertidas como, por ejemplo, cuando participan en debates públicos sobre legislación y política que puedan afectar negativamente a la judicatura o al Ministerio Público; es decir, nada más pertinente que lo que hizo el fiscal Pérez”, explicó.

La Oficina Desconcentrada de Control Interno del Ministerio Público , a cargo del fiscal Luis Germaná, quien fue adjunto del exfiscal de la Nación Pedro Chávarry, decidió sancionar la semana pasada al fiscal con el descuento del 10% de su sueldo por brindar declaraciones de carácter político.