Ruiz seguirá sentado en su curul pese a graves imputaciones en su contra. (USI)
Ruiz seguirá sentado en su curul pese a graves imputaciones en su contra. (USI)

En el Congreso parece que ya perdieron la vergüenza. En la sesión del Pleno de este lunes se impuso el 'otoronguismo' en todo su esplendor. Primero fueron los y salvarlo de la suspensión de 120 días que solicitó la Comisión de Ética por un caso de proxenetismo.

Luego siguieron, también sin ningún tipo de empacho, los humalistas, que evitaron que el cuestionado sea suspendido por 120 días por haber que presentó para tentar una curul.

En este caso, al parecer, tuvo efecto el lobby que hizo el oficialismo –a Fredy Otárola se le vio muy activo en el hemiciclo, conversando con sus colegas de Perú Posible y del Frente Amplio-Acción Popular–.

La votación que evitó que Ruiz se vaya a su casa sin goce de haber por cuatro meses fue de 40 a favor, 51 en contra y 12 abstenciones.