Alejandro Toledo no pudo llevar esta vez su portátil. (USI)
Alejandro Toledo no pudo llevar esta vez su portátil. (USI)

El expresidente llegó al Congreso de la República para presentarse por segunda vez ante la por el , pero esta vez como investigado, por su presunta implicancia en las millonarias compras inmobiliarias de su suegra, .

Sin embargo, la congresista de Perú Posible Carmen Omonte, con su líder ya en el Parlamento, pidió en un oficio que la sesión se reprograme, alegando que se respeten los plazos para que el exmandatario prepare con tiempo su defensa, ya que fue invitado como 'investigado', pese a que fue el mismo Toledo quien ayer pidió asistir a la comisión, aunque puso como condición hablar solo 20 minutos ()

Los congresistas de oposición advirtieron que se trataba de una maniobra de la chakana, ya que Toledo se presentó sin abogado, pese a que sabía iba como investigado y que luego podía alegar que no se respetó el debido proceso.

Aquí prueba de maniobra política!Omonte presenta reconsideración de presentación 5 MIN ANTES de carta de Toledo! — Juan Jo Díaz (@Juanjodiazdios)

En ese sentido, pidieron que se vote el pedido de Omonte para que se reprograme la presentación del exmandatario, el cual fue aprobado casi por unanimidad, con el objetivo de evitar que luego Toledo se victimice. Con ello, la sesión de la comisión se levantó, sin que se defina cuándo volverá a ser citado Toledo.

Posteriormente, el presidente de la Comisión de Fiscalización, Vicente Zeballoss, adelantó que el exmandatario volverá a ser citado en los primeros 15 días de octubre próximo. Trascendió que Toledo y su esposa, Eliane Karp, dejarían el país esta misma noche.

DOCUMENTOS