Francisco Tudela van Breugel-Douglas: "Estamos ante una crisis humanitaria de magnitud"

"No se puede negar el ingreso a los migrantes, dice, porque es gente que está en condiciones misérrimas por una tiranía que existe en su país ".

Francisco Tudela van Breugel-Douglas. Ex ministro de Relaciones Exteriores

Francisco Tudela van Breugel-Douglas. Ex ministro de Relaciones Exteriores. (Perú21)

Francisco Tudela van Breugel-Douglas. Ex ministro de Relaciones Exteriores. (Perú21)

Mariella Balbi
Mariella Balbi

Francisco Tudela afirma que no se puede cerrar el ingreso a los venezolanos que huyen de la demencial dictadura de Maduro. Pero el Perú debe enfrentar esta crisis humanitaria de una manera más ordenada. El 5 de setiembre se reúne la OEA para analizar este álgido tema.

Para los venezolanos que vienen al Perú, el gobierno peruano hace distinción entre refugiado inscrito y el migrante.
Sí, los que presentan solicitud de refugio tienen permanencia por dos meses y pueden trabajar en ese tiempo; los migrantes, en teoría, permanecen por un mes. Se está pidiendo pasaporte a quien ingrese, aunque es difícil que esto ordene las cosas. El venezolano que consigue un trabajo formal gestionará una prórroga avalado por sus empleadores. Los que no tienen un empleo formal se ‘diluyen’ o desaparecen. La Policía no tiene un seguimiento de tanta gente y los trámites se hacen en el Perú.

Ahora les están pidiendo pasaporte… ¿Para qué?
El 27 de agosto hubo una reunión en Bogotá. Colombia y Ecuador habían pedido pasaporte. Brasil estuvo también. Todos quisieron homologar su valla migratoria a Colombia y Ecuador. El Perú no exigía pasaporte, solo documento de identidad para permiso de entrada. El destino de la gente migrante es el Perú. Ancianos, mujeres, niños son subidos a buses en la frontera con Colombia y los llevan directamente a la frontera con Perú. Debe haber migrantes que están tramitando su situación en Ecuador, pero el caso del Perú es distinto. El pasaporte es una manera de controlar y para que gestionen el estatus de refugiado, quien no puede probar la condición de refugiado probablemente está en problemas. Por eso, el canciller peruano dijo que se busca una salida que podría ser la visa humanitaria si no se califica para el estatus de refugiado. El sistema para tiempos normales no funciona.

¿Cuántos venezolanos han recibido Colombia, Ecuador, Chile?
Hay distintas cifras, yo me refiero a los censados, lo que Migraciones tiene. Debe haber más porque las fronteras tienen varios pasos. Según datos de la CIA, han salido de Venezuela 1’700,000. Las cifras actualizadas de la ONU dan 2’300,000 personas, aumentando. Según datos censales hasta junio, en Ecuador hay 164,441 venezolanos. Como los mandan al Perú, esa cifra no debe haber aumentado mucho. En Colombia, 442,462. Aunque cifras periodísticas dan 832,000. En Chile se calculan aproximadamente 325,000. A Brasil llegaron 128,000 y en julio el 54% se había ido, probablemente al Perú. Panamá tiene 79,990. EE.UU. sigue los procedimientos migratorios vigentes: ergo, entran pocos.

¿Perú ha sido más acogedor, tiene más de 400,000 venezolanos?
Formalmente, hay ocho puntos en la frontera donde no hay control migratorio. Los números son engañosos. Perú no puso requisitos muy exigentes, simplemente entraban. Ahora han puesto el pasaporte. El destino principal es Perú; Colombia lo fue inicialmente y Ecuador es, más bien, tránsito. El presidente Temer acordó poner mayores exigencias para el ingreso de venezolanos.

Brasil ha militarizado la frontera.
Sí ha mandado tropas para el control social y ordenar la situación. Pero este es un tema humanitario; alegar que los venezolanos son gente extraña resulta imposible. El nacionalismo se reaviva frente a migraciones con otra lengua, otra cultura. Pero los venezolanos son exactamente iguales a los colombianos, ecuatorianos y a toda América Latina. Maduro también envió tropas a la frontera con Colombia.

¿Es imposible ordenar el ingreso de venezolanos?
Muy difícil. Estamos ante una crisis humanitaria de magnitud. El Alto Comisionado de la ONU para refugiados y otros organismos enfrentaron problemas cuando cayó un millón y medio de migrantes en Europa. No más del 20% venían de Siria. El resto venía de todas partes. Se abrieron las puertas, colapsó el sistema migratorio europeo. Angela Merkel no coordinó con el Consejo de Europa ni se comunicó con sus pares europeos y recibió una enorme cantidad de gente que trajo inevitables problemas.

¿Se convertirá entonces en un problema social?
A menos que el Estado peruano haga esfuerzos para ordenar en algo esto…

El premier dijo que estaban desbordados con esta migración, que no estábamos preparados.
Es una mala respuesta. La verdadera es: no hemos hecho nada. Había que darse cuenta de la magnitud de esta migración. La europea fue de 1’500,000 y esta supera los 2’000,000. Según Migraciones de Perú, el 70% de quienes vienen tienen pasaporte. Pero qué se hace con el resto. A los niños y ancianos no se les exige. El Perú no ha cerrado las puertas. Se ha homologado con los otros países. Por eso, el 5 de setiembre próximo se reúne la OEA, porque es un tema continental y debe intervenir la comunidad internacional.

¿En la frontera peruana hay un control o no?
En estos momentos sí, pero, en líneas generales, se deja pasar a la gran mayoría de las personas. Tendría que haber carpas, médicos, vacunas, alimentos para recibirlos. No hay nada. Por eso digo que no han hecho nada. Han estado ocupados en la guerra de la Fiscalía, en el referéndum político, quién pidió la reunión, si Keiko o Vizcarra. Los indicadores económicos del Perú están a la baja y el tema de la migración debería ser prioritario. Los migrantes pueden ser reubicados en el Perú, no solo en Lima si hubiera algo de orden mental…

¿Es decir? En Europa no lo hubo…
Es determinar destinos. Al final sí lo hubo en Europa. Si se acoge una migración masiva, deben tener techo, atención médica, tantas cosas. Sabemos que la mayoría están en los llamados conos de Lima, que sus condiciones de vida son difíciles, pero nadie sabe cómo viven exactamente estas personas. Son 400,000 y tienen que alimentarse, mandar a sus hijos al colegio, en fin. Donde hay más trabajo es en Lima y se concentrarán aquí, salvo que, junto con la empresa privada, se les reubique entre Tumbes y Tacna. Es difícil, pero debe abordarse;no se ha hecho nada.

Las migraciones grandes perturban el tema del trabajo. Las cifras del Perú no son buenas.
Hay diversas teorías. Los liberales dicen que no tiene ningún impacto, que aportan trabajo y que siempre habrá demanda para todos. Eso no piensa la gente más pobre, que se siente desplazada por esos migrantes que trabajan por menor salario. El nacionalismo desfasado sostiene que deben ser rechazados. Pero no se puede hacer eso con gente que está en condiciones misérrimas por una tiranía que existe en su país. No se puede negar el refugio.

¿El trabajo puede volverse un campo de batalla?
Hay que organizarse para que no sea así, reubicarlos en otros lugares que no sean Lima. Hay de todo entre ellos. Acá el sueldo mínimo es 250 dólares; en Venezuela es de 7 dólares. Los venezolanos quieren dinero para mandar a sus familias allá. Es una situación compleja que requiere una coordinación de los países más afectados para establecer un sistema de cuotas. Se está construyendo ese escenario.

¿Se puede convertir la migración en un conflicto social? Estamos viendo xenofobia.
Es un conflicto social y algunos sectores están tratando de usar esto políticamente de manera irresponsable.

Pero en la calle también…
De acuerdo. El peruano se siente desplazado y se convierten en una competencia. Perú tiene 6 millones de pobres, ellos sentirán el impacto. Pero no por eso los vamos a expulsar del Perú, ni negarles las posibilidades de hacer una vida nueva. Tenemos que controlar el flujo y pactar con los otros países cómo vamos a manejar esto.

¿Este lamentable éxodo de venezolanos es un alivio para Maduro?
Creo que sí. Mientras menos bocas tenga que alimentar, menos enfermos que atender, mejor para él. Si pudiera botarlos a todos y quedarse solo con los chavistas, lo haría. La catástrofe económica que han creado en Venezuela estos gánsteres es inmensa. Le conviene menos gente.

Pero políticamente, regionalmente se desacredita.
Le importa un cuerno. A Fidel Castro tampoco le importó que los cubanos huyeran a EE.UU. Ahí sí se organizaron centros de acogida. Todos saben que Maduro no tiene muchas luces y que es el Ejército con Diosdado Cabello a la cabeza quien gobierna y que los cubanos son los que mandan en Venezuela. Nadie migra a Cuba.

"SITUACIÓN EN VENEZUELA NO SE VA A ARREGLAR"

¿Maduro se sostiene por el Ejército?
Sí, tiene un poder militar corrupto detrás de él por sus vínculos con el narcotráfico y la compra de armas. Desde 1999 hasta 2015 se han armado hasta los dientes y eso implicaba un gran negocio para las FF.AA.

¿Entonces, no cae Maduro?
No caerá por la lucha de los venezolanos. No creo que por sí mismos derroten la dictadura de Maduro. Los cubanos no pudieron derrotar la dictadura de Castro. Sí se podría derrotarlo si se estudia a fondo la crisis venezolana en el contexto hemisférico. ¿Constituye el régimen de Maduro, su armamentismo, la migración, una amenaza para la paz? Si lo es, el tema pasa del ámbito de la OEA al de Naciones Unidas…

Donde no pasa nada…
Depende mucho de los EE.UU. Rusia y China, que están en el Consejo de Seguridad, sí apoyan a este monstruo. No es una perspectiva muy buena, pero debe hacerse.

¿Qué se espera de la próxima reunión de la OEA?
No olvide que ahí está Nicaragua, Bolivia, Venezuela, que tomarán partido por Maduro. No hay unanimidad. Creo que los países más afectados deben llegar a un acuerdo por sí mismos. Si se quiere una acción decisiva contra Venezuela, solo EE.UU.puede tomarla.

¿Por el petróleo de Venezuela?
Sí, tienen cuatro refinerías en EE.UU. (CITGO), producen 700,000 barriles diarios. Ahí se mezclan los intereses nacionales norteamericanos. Lamentablemente no van a intervenir. Además, es un Estado dual: Venezuela y Cuba, difícil de combatir. América Latina nunca se ha visto confrontada en una situación como esta.

¿Vendrán más migrantes, entonces?
Creo que sí. La situación en Venezuela no se va a arreglar. Si los otros países comprometidos no colaboran con nosotros, tendremos que definir cuáles son nuestros límites realistas.

¿Debería crearse un subgrupo en la OEA?
Yo tengo esperanzas en un grupo subregional (Colombia, Brasil, Ecuador, Chile, Perú) que maneje esta crisis humanitaria.

Brasil no parece muy humanitario, disparó en su frontera…
Realmente no lo es. Pero hay que reunirse. Cada país sabe hasta dónde puede llegar. De parte de Colombia y Ecuador, la política ha sido crear una autopista hacia el Perú. Eso tiene que parar.

DATOS

- Francisco Tudela es abogado por la Universidad Católica. Es experto en Derecho internacional público y relaciones internacionales.

- Ha sido miembro del Congreso Constituyente Democrático, 1993, y ministro de Relaciones Exteriores entre los años 1995 y 1997.

- Fue vicepresidente de Alberto Fujimori en 2000. Fue rehén del MRTA.

Tags Relacionados:

Venezuela

OEA

Francisco Tudela

Ir a portada