Cancilleres y empresarios de América del Sur y del mundo árabe iniciaron este lunes las deliberaciones de la , que tiene por objetivo acercar a dos culturas ubicadas en las antípodas, para fomentar el diálogo político y mejorar sus relaciones comerciales.

El encuentro interregional se inauguró con un discurso del presidente peruano, , y del secretario general de la Liga Árabe, Nabil el-Araby, que dieron la bienvenida a unos 400 empresarios de ambos bloques, que celebran un encuentro centrado en la creación de oportunidades comunes de negocios.

"A pesar de la crisis económica internacional, Suramérica es la región más dinámica y emergente del mundo, con altas tasas de crecimiento", dijo Humala que destacó que el encuentro reúne a "dos regiones emprendedoras con gran potencial para mejorar el flujo de las inversiones y el intercambio comercial".