El congresista (Fuerza Popular) deberá declarar, el próximo 1 de agosto, ante la de Puno para explicar el origen de su patrimonio e ingresos.

En caso el fujimorista no se apersone, precisa el documento fiscal, se ordenará su conducción por la Policía para que brinde su testimonio. Además, se recomienda al legislador asistir con un abogado de su elección,  informó el noticiero América Central..

Mamani debe explicar la procedencia lícita de los fondos que utilizó para adquirir seis terrenos en la región San Martín por S/ 4 millones 800 mil; demostrar que tuvo un préstamo bancario de un S/ 1 millón 727 mil y el destino final de dicho dinero, que habría sido utilizado para su al Congreso en 2016.

De otro lado, la Fiscalía también espera que el parlamentario explique sus ingresos de S/ 1 millón 200 mil por el alquiler de varios inmuebles en 2010; y acreditar los ingresos por S/ 466 mil declarados en 2016, además de la procedencia lícita de otro medio millón consignado en diversos bancos.

Cabe precisar que esta larga lista de ingresos, ahorros, rentas y propiedades sumarían cerca de S/ 7 millones. La tesis fiscal es que estos montos no guardan coherencia con su actividad de Gerente General de la empresa de Seguridad y Vigilancia Privada, que consignó Mamani en su hoja de vida.

El fujimorista tiene 30 días de plazo para sustentar en documentos su patrimonio, esto será constatado por el entidad que determinará si los fondos mencionados provienen del tráfico ilícito de drogas, minería ilegal y defraudación tributaria.