(USI)
(USI)

En medio de la denuncia sobre una 'guardia dorada' del jefe de la Policía, Jorge Flores, y de para tratar de explicar este hecho, se conoció un hecho preocupante.

Los fiscales especializados, los que ven casos de terrorismo y narcotráfico, están sin resguardo policial desde enero último, a raíz de la reorganización del personal policial para luchar contra el delincuencia, informaron a Perú21 fuentes del Ministerio Público.

Por ejemplo, el presidente de una sala que tiene a su cargo importantes casos de terrorismo, tenía asignados a dos policías para su seguridad personal, pero se los retiraron, mientras que , aunque hoy, tras denuncia de Perú21 ya no se observó la misma cantidad de efectivos que en días pasados.