El fiscal Jorge García dirigió operativo (Leandro Britto/GEC).
El fiscal Jorge García dirigió operativo (Leandro Britto/GEC).

El fiscal Jorge García lideró ayer el allanamiento del local de Jesús María de la Universidad(UAP) al tener evidencias contundentes de que esta casa de estudios fue “instrumentalizada” por el investigado Gamarra, exdirigente fujimorista, “para lavar dinero”.

El caso ha ido mutando con el tiempo. Empezó en 2016 con la denuncia que hizo el expiloto Jesús Vásquez, quien reveló que Ramírez le contó que Keiko Fujimori le había pedido “lavar” US$15 millones.

La hipótesis de García ahora, pero manteniendo como norte el destape inicial, es que el exsecretario de Fuerza Popular y el fallecido Fidel Ramírez Prado usaron la UAP, propiedad de la familia Ramírez, para legalizar los ingresos económicos que habrían obtenido “de fuente ilícita”.

Por esa razón es que el juez Víctor Zúñiga autorizó, a pedido del fiscal, que se incauten libros contables de la institución educativa de manera que el Ministerio Público pueda comparar sus ingresos y egresos de los últimos años.

En agosto del año pasado, el dominical Cuarto poder informó que la UAP creó empresas que luego se convirtieron en sus propias proveedoras.

También se registraron adquisiciones sospechosas, como una extensa propiedad ubicada en la cuadra 26 de la avenida Salaverry por el valor de 1 millón 800 mil dólares. Luego de seis años, el inmueble fue vendido a Lima Ingeniería y Construcción, la compañía de Ramírez Gamarra.

La indagación indica, además, que inmuebles del excongresista “habrían sido ingresados a las arcas” del partido naranja y que fueron usados para que los miembros de la organización política sostengan reuniones.

Datos:

- La UAP informó que colaborará con todos los requerimientos que le formule el Ministerio Público. Precisó que el local intervenido no es de su propiedad.

- La Sunedu informó que no le entregará licencia de funcionamiento a la UAP por no cumplir con los requisitos.