José García Belaunde propone una comisión conjunta Perú - Chile. (David Vexelman)
José García Belaunde propone una comisión conjunta Perú - Chile. (David Vexelman)

La implementación de las medidas para ejecutar el fallo de sobre el diferendo marítimo entre Perú y Chile podría desarrollarse mediante una comisión conjunta integrada por ambas partes, planteó hoy el coagente peruano ante el tribunal internacional, .

"Habría que ver si esto puede hacerse en cada país por separado o ver si conviene tener una suerte de comisión infratécnica que vaya viendo cómo se va implementando el tema", declaró el excanciler.

El proceso en mención "requerirá de un ejercicio jurídico por excelencia", anotó García Belaunde en RPP, tras indicar que ello implicará la modificación de "normas legales internas de distinto rango".

Opinó, asimismo, que el Gobierno chileno no debería esperar hasta la toma de posesión de mando de la presidenta electa para empezar a implementar el fallo de la Corte Internacional de Justicia (CIJ), cuya lectura está .

"Entre ambas cosas pasará un mes y medio y no creo que Chile pueda estar ese tiempo sin decir 'esta boca es mía'. El presidente Sebastian Piñera tendrá que hacerlo", subrayó García Belaunde.

A su criterio, no habrá problema con ello, toda vez que el tratamiento del diferendo marítimo ha sido trasversal a tres gobiernos: el de Ricardo Lagos, el primero de Michelle Bachelet y el actual de Sebastián Piñera.

Para García Belaunde, Perú y Chile mantendrán, luego del fallo de la Corte, los mismos vínculos intensos que tienen actualmente, dado que "aquello que une a los países son los intereses comunes y no la retórica".

El Perú presentó en enero de 2008 una demanda ante La Haya en la que sostiene que la frontera marítima con Chile aún no está fijada en un tratado de límites; mientras que Santiago apela a los acuerdos pesqueros de 1952 y 1954 para alegar que la línea divisoria ya está definida.

Ambos países culminaron hace un año la etapa oral del contencioso jurídico que mantienen en esa instancia internacional, y los presidentes de Perú y de Chile, y , respectivamente, se han comprometido a respetar el fallo del tribunal.