(USI)
(USI)

El premier afirmó que en el Perú existen 15 mil procesos judiciales por corrupción, de los cuales el 6% corresponde a delitos de gran impacto, mientras que el resto a faltas menores como sobornos a policías, multas de tránsito, entre otros.

Además, precisó que el 50% de los delitos de corrupción corresponden a peculado, el 13% a colusión y un 5% a concusión, malversación, cohecho y tráfico de influencias.

"La corrupción es el segundo problema nacional que tenemos que enfrentar con decisión política y así lo hacemos", expresó el jefe del gabinete durante su participación en la Conferencia Anticorrupción Internacional.

Jiménez ratificó que el nuevo Plan Nacional Anticorrupción para el 2016 plantea la necesidad de instaurar un sistema de gobierno abierto, con una mayor transparencia en la rendición de cuentas y el impulso de una reforma para modernizar la administración pública.

Resaltó que el Ejecutivo fortaleció la Procuraduría Anticorrupción, ya que la convirtió en una verdadera unidad estratégica del Gobierno y definió como prioridad recuperar el dinero que adeudan los corruptos al Estado a través del cobro de las reparaciones civiles.

Sin embargo, anotó que las acciones emprendidas con éxito se han visto detenidas, porque, según indicó, el Poder Judicial no cumple su papel en esta materia.

Expresó que a nivel de la Procuraduría Anticorrupción se ha creado una gran base de datos sobre las personas que cometieron delitos de esta naturaleza.

Asimismo, anunció que en diciembre la Presidencia del Consejo de Ministros publicará la relación de los funcionarios del Estado inhabilitados por actos de corrupción, a efectos de hacer "una purga" y limpiar la administración pública de malos servidores.