PARA LA FOTO. Autoridades se reunieron para dar la impresión que sí trabajan unidos contra la criminalidad. (C. Fajardo)
PARA LA FOTO. Autoridades se reunieron para dar la impresión que sí trabajan unidos contra la criminalidad. (C. Fajardo)

Ineficiencia, incompetencia y falta de liderazgo. Esas son las principales características del Gobierno cuando se trata de enfrentar la , que ya tocó fondo en el país por la pasividad de las autoridades que buscan –como la prensa– de la delicada situación.

Al la lideresa de la oposición al presidente , para que una vez por todas pase del discurso a la acción y se ponga al frente de la lucha contra la delincuencia, otras voces críticas se sumaron al pedido y se preguntaron también, ¿dónde está el comandante?

El congresista Luis Galarreta (Alianza Por el Gran Cambio) subrayó que el jefe de Estado no asume el liderazgo ni la coordinación que debería frente a la inseguridad ciudadana.

Aseveró que Humala está "un poco mareado" por el alto nivel de popularidad que goza gracias al incremento del gasto social. "Algo está caminando mal. Siento que no hay estrategia, un plan general", refirió a Perú21.

Su colega de Acción Popular, Víctor Andrés García Belaunde, advirtió que el tema de la seguridad ciudadana "se le fue de las manos" al mandatario, quien –puntualizó– se rodeó de oficiales que no reaccionan en tiempo de crisis.

"(Humala) no ha tenido interés de manejar un sector con profesionales capacitados. Hay desidia. No ha tomado las cosas en serio. Debería darse un cambio en la cúpula de la PNP", manifestó.

El dirigente de Perú Posible, Juan Sheput, sostuvo a Perú21 que "nunca hubo un piloto" ni líder en seguridad ciudadana y señaló que la escalada de violencia refleja incapacidad, descuido y falta de liderazgo.

Puntualizó que Humala priorizó su amistad para mantener en el cargo al director de la PNP, Raúl Salazar. "Este desconcierto nace de un desorden basado en la incapacidad. Ollanta se confirmó como una gran decepción", expresó.

PURA LÍRICAPese a la ola de asesinatos y asaltos, el presidente Humala reiteró su libreto sobre la responsabilidad compartida en el tema de la seguridad ciudadana, eludiendo así su rol.

Incluso, aseguró que su Gobierno trabaja "día y noche" para luchar contra el crimen y que se está avanzando en esa labor. Mencionó, además, que se destinó S/. 800 millones contra la delincuencia.