Se escondió por siete meses en Colombia y Venezuela, y retornó en junio a Chiclayo.
Se escondió por siete meses en Colombia y Venezuela, y retornó en junio a Chiclayo.

Graves confesiones. Homero Vigo, hombre de confianza de , el exalcalde de Chiclayo y presunto cabecilla de la organización , declaró a la Fiscalía Especializada en Criminalidad Organizada que el dinero que cobraba no era para el exburgomaestre, sino para congresistas.

“Él (Cornejo) tenía mucho dinero de sus empresas y colegio, y si pedía dinero, era para los congresistas que le piden y le ayuden a dar más obras. Me mencionó que eran Javier Velásquez Quesquén, Héctor Becerril, Clemente Flores y Edgar Quispe, este último encargado de la Reconstrucción. Lo recuerdo porque lo mencionaba a cada rato”, declaró Vigo, según el documento al que tuvo acceso este diario.

El exfuncionario de Logística cumple prisión preventiva por 36 meses por presuntamente cobrar coimas para direccionar al menos 20 obras. Tras su detención el 18 de julio, Vigo aseguró a la Fiscalía que colaborará en las pesquisas.

NIEGO NEXOS
En declaraciones a Perú21, el congresista Javier Velásquez Quesquén (Apra) rechazó lo manifestado por Vigo.

“Son versiones de delincuentes. (Vigo) ha estado prófugo ocho meses y tiene prisión preventiva. No tengo nada que ver con el alcalde de Chiclayo. La Fiscalía que investiga lo verá y mostrará que no tengo nada que ver”, expresó.

De igual manera, Clemente Flores nos indicó que no conoce a Homero Vigo y “en las declaraciones que ha hecho (el exalcalde Cornejo), en ningún momento toca estos temas que habla ese señor. (Los dichos de Vigo) me tienen sin cuidado”, nos expresó el legislador de PpK.

Este diario trató de tomar las declaraciones de (Fuerza Popular) y Edgar Quispe sobre estos hechos. Sin embargo, no respondieron a nuestras llamadas ni a nuestros mensajes.

Datos: 
- Las declaraciones de Vigo podrían ser requeridas por la fiscal de la Nación, que investiga el caso de los congresistas.

- Vigo estuvo prófugo desde noviembre de 2018 y se escondió fuera del país. En junio retornó al Perú y fue arrestado el 18 de julio.