(USI)
(USI)

El presidente de la Comisión de Ética Parlamentaria, , informó que ese grupo de trabajo planteará una serie de modificaciones al Código de Ética con el objetivo de que los casos de inconducta sean resueltos de manera mucho más expeditiva y con recomendaciones de sanción más drásticas que podrían, inclusive, contemplar el desafuero del legislador.

Tal como lo adelantara semanas atrás a Perú21, Lay declaró a la agencia Andina que una de las propuestas será fijar plazos para que los informes de la Comisión de Ética sean debatidos en el Pleno con celeridad y en un tiempo prudente que podría ser de 15 o 30 días.

Añadió que, actualmente, la sanción máxima es la suspensión hasta por 120 días, pero opinó que, para faltas muy graves, el castigo podría significar hasta el desafuero.