Ernesto Blume brindó esta mañana su último discurso como saliente presidente del Tribunal Constitucional. (Foto: GEC)
Ernesto Blume brindó esta mañana su último discurso como saliente presidente del Tribunal Constitucional. (Foto: GEC)

, que deja el cargo de presidente del hoy, aseguró que durante sus dos años de gestión han demostrado que han actuado con autonomía y sin ceder ante presiones políticas y mediáticas.

“El Tribunal Constitucional se ha desenvuelto con absoluta autonomía frente a cada uno de los poderes públicos y órganos constitucionales involucrados, y ajeno a toda presión mediática, a tal punto que, a estas alturas, nadie puede poner en duda que, por el papel desempeñado, el Tribunal Constitucional ha sabido legitimarse en base a la posición adoptada frente a las controversias sometidas a su conocimiento”, aseguró Blume.

El saliente presidente del TC dio estas palabras como parte de su discurso antes de tomar el juramento de Marianella Ledesma, magistrada del mencionado tribunal elegida como nueva titular del TC.

Ernesto Blume recordó que tuvo como premisas de su gestión la defensa de la Constitución, de las normas y de la independencia del tribunal que encabezó durante el periodo 2018 y 2019.

“A pesar de las complicadas coyunturas que vive el país respecto de las cuales he reclamado permanentemente diálogo alturado y respetuoso, así como tolerancia que hace el eje del constitucionalismo, hubo el compromiso que implica que el TC defienda la lucha contra la corrupción, postulando una lucha constitucionalizada, enmarcada dentro de los principios constitucionales, así como respetuosa de los derechos fundamentales para que la misma sea efectiva, legítima e irreversible”, aseguró el ahora expresidente del TC.

Blume también destacó la independencia de cada uno de los siete magistrados que integran el pleno del Tribunal Constitucional. “Cada uno de nosotros, más allá de sus particulares opiniones, ha sabido mantenerse equidistante de todo tipo de presión o preferencia [...] Ese ha sido y es un denominador común de los miembros del colegiado que me he sentido honrado en presidir”, concluyó.

Cabe recordar que el TC todavía tiene pendiente el pronunciamiento sobre la demanda competencial que presentó Pedro Olaechea, presidente de la Comisión Permanente, contra el presidente Martín Vizcarra y la disolución del Congreso de la República.