El presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, se reunió con el titular del Congreso, Daniel Salaverry, esta mañana. (Foto: USI)
El presidente del Tribunal Constitucional, Ernesto Blume, se reunió con el titular del Congreso, Daniel Salaverry, esta mañana. (Foto: USI)

El presidente del , Ernesto Blume, sostuvo que todo alto funcionario público tiene la obligación de tener una conducta ejemplar.

El comentario lo hizo en un contexto en el que se cuestiona al fiscal de la Nación, y, por haber mentido sobre su participación en una reunión con periodistas en casa del detenido empresario Antonio Camayo y luego haberlo admitido en entrevista con el diario El Comercio.

El magistrado evitó pronunciarse específicamente sobre la situación de . No obstante, sí comentó sobre las responsabilidades que conlleva ocupar un cargo de esa envergadura.

"No quiero entrar en detalles, pero sí puedo precisar que, obviamente, quienes están en los más altos cargos deben tener una conducta ejemplar y si hay algún cuestionamiento eso atenta contra esa posición", declaró  a la prensa.

Según el presidente del , su posición le impide hablar específicamente sobre ante la posibilidad de que una acusación constitucional contra el fiscal de la Nación llegue a sus manos.

"Nosotros tenemos un respeto por todas las autoridades y creemos que se debe seguir los trámites regulares. (...) Hay casos que llegan al TC y eventualmente pueden requerir un pronunciamiento mío. Es muy delicado que yo haga un adelanto de opinión", manifestó.

BANCADAS MIXTAS

En otro momento, opinó sobre las observaciones que recibió la sentencia que emitió el TC con relación a la en el Congreso y que ameritó un pedido de aclaración por parte del Legislativo.

"Diría que es una sentencia suficientemente clara. Sin embargo, de existir alguna precisión sobre lo que es el concepto de cuestión de conciencia o convicción de conciencia, el Congreso está en todo su derecho de dictar la reglamentación respectiva para precisar esos alcances", indicó.