Ha pasado casi un mes desde que la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, creó el equipo especial que investigará a la organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto, pero hasta ahora no ha existido una reunión de coordinación entre sus integrantes.

Los miembros de ese equipo son las fiscales provinciales Rocío Sánchez y Sandra Castro, el fiscal superior Víctor Tullume y el fiscal supremo Jesús Fernández Alarcón.

Fuentes de Perú21 en el Ministerio Público indicaron que, por el momento, cada uno trabaja por su cuenta, como lo solían hacer antes de la disposición de Ávalos.

Por el lado de Tullume, dijeron las fuentes, aún no concluye su instalación en Lima. Su plaza de origen es la jurisdicción de Áncash.

En una entrevista a este diario, Fernández Alarcón manifestó que cada fiscal investigará a los integrantes de la red criminal de acuerdo a sus jerarquías, sin la intervención de un coordinador.

No obstante, señalaron las mismas fuentes, se tenía la idea de que la coordinación serviría para intercambiar información y evidencias, pero ese nivel de trabajo aún no se concreta.