Falta de liderazgo. La congresista de APP advirtió que dependerá de la jefa del gabinete evaluar su continuidad en el cargo ante la dificultad de ejercer el liderazgo que le corresponde. (Foto: Violeta Ayasta/@photo.gec)
Falta de liderazgo. La congresista de APP advirtió que dependerá de la jefa del gabinete evaluar su continuidad en el cargo ante la dificultad de ejercer el liderazgo que le corresponde. (Foto: Violeta Ayasta/@photo.gec)

preside la Comisión de Justicia del y, desde esa posición, comparte con Perú21 su mirada crítica al desempeño del gobierno de Pedro Castillo, pero también su preocupación por los gestos y señales que nos hacen rememorar al fujimorato y su nefasta intromisión y dominio de las

Gladys Echaíz: “A Mirtha Vásquez la veo debilitada en el premierato”

¿Cómo interpreta la decisión del Ejecutivo de remover a los comandantes generales del Ejército y de la FAP apenas tres meses después de haber asumido sus funciones?

Indudablemente es una decisión política, no hay por qué pensar mucho siquiera. ¿La razón? Algún hecho debe haber de por medio y eso es lo que hay que aclarar.

¿Cree que hay un interés subalterno? Se denunció que el presidente Castillo le pidió lealtad a los oficiales ascendidos. ¿A quién le deben ellos su lealtad?

A la nación, a la ley, no a las personas. Si se produce un cambio de manera extraña, no usual por decir lo menos, fuera de tiempo, cuando recién han sido nombrados (...); hace 3 meses eran adecuados para el cargo, ahora ya no lo son. Luego se llama a los ascendidos, dicen que para felicitarlos, para otros es para pedirles lealtad. ¿Cuál es la conclusión que debemos hacer? Han sido cambios políticos de los mandos militares en busca de obtener a militares que sean compatibles con la ideología del gobierno y con los planes y proyectos políticos que tienen en marcha y vienen ejecutando: la nueva , el cierre del Congreso, etc.

Un militar idóneo a los intereses políticos de este gobierno.

Por lo menos que se identifique con los planes y proyectos del gobierno. Si hay alguien que les ha sido incómodo, pues lo sacan, y si hay alguien que lo será, seguramente volverá a ocurrir, no lo sabemos, pero tal cual se han dado las cosas y se vienen dando, no solamente en el terreno militar sino también en el político a través de los ministros, ¿cuál será la conclusión? No puede ser otra. Si yo sumo uno más uno las cosas me van a salir claras. Es más, el presidente no lo esconde, lo dice. “Este es mi objetivo, yo vengo para hacer esto”. A él no le interesa gestionar sino implementar un nuevo proyecto político y quiere verlo plasmado en una , y está buscando, indudablemente, ir acomodando las piezas para que eso se haga.

¿Cómo ve la intervención en todo este escenario de Bruno Pacheco, secretario de la Presidencia? ¿Es creíble decir que actuó solo?

La intervención del señor Pacheco se da en un proceso de selección de cuadros para el ascenso. Él interfiere, coacciona a los jefes para que se cumpla lo que había ordenado el presidente, eso es delito, eso es coacción, es un abuso de autoridad. Podemos adecuarlo a muchos tipos penales dependiendo de la especificación a la que se llegue luego de las investigaciones que se realicen. ¿Cuál fue la finalidad y la modalidad? Está vista. El ministro de Defensa está involucrado. En un proceso de esta naturaleza nadie puede interferir, hay un tráfico de influencias también ahí.

¿Cuánto compromete este hecho al mandatario? Si bien no es responsable político durante su mandato, sí sería pasible de una acusación constitucional al término de este.

Claro, según se dice, él sería el autor, el que ha ordenado que se lleven a cabo estas acciones, los otros serían los ejecutores materiales. Cuando termine su mandato seguramente tendrá que rendirle cuentas a la justicia. Vamos a esperar a ver en qué termina esta investigación que espero sea objetiva, acorde a los hechos y que busque la verdad.

Este escenario de reacomodos en las e intervención política en los procesos de ascensos, ¿le recuerda a usted otro momento, en los años 90, donde también se colocó a una persona como Nicolás Hermoza Ríos al frente del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas y que al final formó una suerte de triunvirato con y Vladimiro Montesinos o es exagerado hacer un símil con esa situación?

Hay cosas que se van repitiendo en el tiempo, que parecieran cíclicas ¿verdad? La experiencia, lo vivido, las sanciones que recibieron por tales comportamientos, parece que no han tenido la función preventiva que se busca a través de la sanción. Hoy volvemos a encontrarnos con hechos que parece que van en la misma dirección. Ojalá que con todo lo que nosotros hemos aprendido en el camino, detengamos a tiempo todo este accionar o el inicio de un accionar como el que vivimos en los años 90, y espero que la Fiscalía actúe con la objetividad que corresponde y que no se someta como ocurrió en otros tiempos. (…) La actuación de la Fiscalía, que resulta ser muy ágil en algunos casos y un poco se venda los ojos en otros, ha generado una serie de especulaciones, de críticas y ha incrementado la desconfianza en las instituciones del sistema de justicia; por eso espero que actúe con la objetividad que corresponde.

La interpelación al ministro de Transportes no prosperó pese a las graves denuncias en su contra, entre ellas, ofrecer las cabezas de funcionarias a transportistas informales. ¿Cómo ve usted este avasallamiento que pretende hacer el Ejecutivo en algunas instituciones?

La decisión del ministro me lleva a preguntarme hacia dónde va el gobierno, cuál es su política de gestión en materia de tránsito. ¿Acaso está enterado de todo lo que ocurre con relación a estos informales del tránsito? ¿Sabe cómo inobservan la ley? ¿cómo se burlan de las autoridades? ¿cómo al usuario del servicio lo atropellan cada día aprovechándose de la necesidad que existe en el transporte? La pregunta que hago, y que espero que el ministro responda el día que venga el Congreso, es hacia dónde va, qué es lo que quiere para el país, qué tipo de parque automotor. (…) No es posible que se puedan burlar del pueblo para apoyar a un grupo en pos de un objetivo político, porque todo se une, las piezas se van juntando. Al gobierno no le interesa gestionar para el bienestar de la población y la solución de sus problemas sino para la implementación de un proyecto político, buscando apoyo de quien sea, especialmente de aquellos que no respetan la ley, de aquellos que la inobservan y viven al margen del ordenamiento jurídico.

¿Cómo se entiende que quien conduce las riendas de un país avale, en lugar de la reforma y  el desarrollo, el desgobierno, el caos, el desorden. ¿Cómo podemos entender los ciudadanos está contradicción del gobierno de Pedro Castillo?

Creo que es una política de izquierda, de los grupos de esta ideología, desordenar, desarticular, destruir, para, sobre esas ruinas, sentar sus bases y construir un nuevo modelo político. No entiendo de otra forma esto que está ocurriendo, porque en lugar de definir políticas serias, articuladas y pensadas en la solución de los problemas del país, lo que se busca es mantener en zozobra a la población, incentivar actos de violencia, mantener a grupos beligerantes para que creen este ambiente de malestar. No lo entiendo más que en esa dirección, de lo contrario ya estarían trabajando más bien para facilitar y poder gobernar.

Colocar a Ricardo Soberón, que abiertamente se ha pronunciado en contra de la erradicación de hoja de coca, al frente de una institución como Devida que tiene que llevar adelante esa tarea, ¿cómo lo interpreta usted?

Eso está en la línea del presidente de la República. Él (Soberón) encaja perfectamente a su plan de liberar toda política tendiente a erradicar la hoja de coca. (…) Seguramente está poniendo un operador que haga factible esa política de liberalización que él tiene en su agenda, lo ha dicho públicamente, no es un secreto. Estamos en la línea, quienes todavía no quieren verlo, bueno pues, cuando se den cuenta ya será un poco tarde.

Alerta. “Castillo solo busca implementar su proyecto”, advierte. (Foto: Presidencia del Perú)
Alerta. “Castillo solo busca implementar su proyecto”, advierte. (Foto: Presidencia del Perú)

¿El gobierno le está abriendo las puertas al narcotráfico con esta designación?

Si se libera el tema de la hoja de coca seríamos un narcoestado, así de fácil.

Se ha nombrado como viceministro de Gestión Institucional a Roy Palacios, un dirigente de la Fenatep, gremio vinculado al Movadef. ¿Se está buscando echarse abajo la reforma educativa?

No sé realmente si la reforma en la educación se comenzó a implementar en el país y si así fue habría que preguntarse con quién comenzaron a trabajar porque lo que estamos viendo es que se está formando a las nuevas generaciones en base a una historia del país que difiere de la que realmente corresponde. Se han distribuido textos distorsionando la realidad, y eso no es de ahora sino de ayer, y actualmente con estos señores se terminaría sencillamente de implementar lo que ya en la práctica se viene dando hace mucho tiempo. (…) El señor que tenemos actualmente, acompañado del ministro, tiene la misma finalidad, continuar por la ruta de la concientización, de la formación ideológica de los menores, y luego pues ya tendremos el ‘paraíso’ tal cual existe en Cuba, en Venezuela y en otras maravillas. Creo que es momento de que pensemos y analicemos seriamente, y que el pueblo despierte y vea cada uno de estos hechos, que vaya sumando y armando el rompecabezas; verán que todas las piezas encajan hacia un norte, hacia un horizonte. Aquí lo que se está llevando a cabo es una estructuración, una organización para llevar a cabo la implementación de un nuevo modelo político, eso, paso a paso, se está dando. Entonces, sí de gestión se tratara, diríamos: ¿qué pasó en 100 días? Nada. Más allá de las vacunas, todo es discurso, discurso, discurso, y nosotros entretenidos en comentar el discurso mientras en el interior del país se siguen desplazando las personas con la finalidad de recolectar firmas para el referéndum, para cerrar el Congreso...

Para usted, entonces, todo esto forma parte de un engranaje diseñado por el gobierno para distraer a la ciudadanía y, por otro lado ir implementando, la política con la que ellos llegaron al gobierno.

Para mí eso es claro. Yo estoy cada vez más convencida de que eso es así. Nada es casualidad, todo es parte de una estrategia predeterminada y bien definida, así que, o nos ponemos a trabajar o nos ponemos a trabajar, para defender nuestra libertad de expresión, nuestra libertad en todas sus formas de pensar, de opinar…

¿La vacancia que plantea Renovación Popular es una salida a la crisis e incertidumbre que atraviesa el país?

Bueno, la vacancia presidencial es un tema que está regulada debidamente en la Constitución y solo será posible si se dan los supuestos o presupuestos que establece la norma constitucional. Mientras tanto, simple y llanamente tenemos un presidente por el período que establece la Constitución. El control que podemos ejercer en el Congreso es a los ministros, que ellos respondan y actúen conforme al ordenamiento legal y no fuera del mismo, y que gestionen, que resuelvan los problemas del país. En cuanto al presidente, sí, hay voces, he escuchado por ahí que se habla de vacancia, pero no es en el Congreso, es fuera, y quienes lo repiten y lo repiten para desacreditar la seriedad y solvencia del Congreso son los de la bancada del presidente de la República, de Perú Libre. Ellos dicen: “el Congreso quiere vacar”, y con ese argumento van a las comunidades a efectos de generar cierta reacción adversa al Parlamento, en busca de su cierre para que sea factible su proyecto de una Asamblea Constituyente. Pero eso cómo se lo explica usted al pueblo si mañana tarde y noche hay congresistas que en lugar de venir a trabajar se dedican a esas actividades.

Finalmente, ¿cómo ve a la premier Mirtha Vásquez? ¿La ve empoderada o la ve más bien debilitada?

Yo la veo debilitada, sobre todo en los últimos momentos y es algo incomprensible. La primera ministra se presentó en la Comisión de Constitución el martes de esta semana y cuando se le preguntó por el tema del ministro de Defensa dijo que no lo iba a tocar porque esa tarde el problema quedaba resuelto, dando a entender que el ministro dejaba de serlo. Esa tarde el ministro fue ratificado en el cargo y el día siguiente vino muy soberbio y muy altanero a la Comisión de Justicia, como dando una demostración de fuerza y de poder. Eso me lleva a pensar que, en realidad, la ministra había perdido fuerza. Y bueno, ya depende de ella si continúa o no en el cargo, porque si no va a poder ejercer el liderazgo que le corresponde, la situación está un poco complicada para ella.

TENGA EN CUENTA

  • Gladys Echaíz es abogada. Fue fiscal de la Nación entre 2008 y 2011 y es congresista por Alianza para el Progreso.
  • El profesional de la justicia debe buscar la verdad con el fin de hacer posible la paz social. A eso nos hemos orientado siempre, pero ahora se ha generado una corriente de desconfianza debido a algunas actuaciones fiscales y judiciales”, sostiene Echaíz.
  • Incapacidad de gestión. “Pareciera que el presidente de la República no tiene capacidad de gestión, no tiene conocimiento de lo que pasa en el país ni de cómo se articula ese país, de cuáles son sus problemas y qué es lo que se puede hacer para solucionarlos”.
  • El turno de la Fiscalía. “La actuación de la Fiscalía, que resulta ser muy ágil en algunos casos y un poco se venda los ojos en otros, ha incrementado la desconfianza en las instituciones del sistema de Justicia. Por eso espero que actúe con la objetividad que corresponde”.

VIDEO RECOMENDADO

Cerrón critica Gabinete “caviar”