El entorno más cercano de Susana Villarán la dejó sola con sus mentiras

Anel Townsend, exjefa de campaña del No; Salomón Lerner, amigo de la exalcaldesa, Marisa Glave, exregidora municipal; Marco Zevallos, exregidor; y otros dieron detalles de la activa participación de la exalcaldesa de Lima en el manejo de la campaña del 2013

Anel Townsend

Townsend fue la vocera principal de la campaña del No a la Revocatoria de la entonces alcaldesa Susana Villarán el 2013. (Foto: GEC)

Townsend fue la vocera principal de la campaña del No a la Revocatoria de la entonces alcaldesa Susana Villarán el 2013. (Foto: GEC)

Fabiola Valle
Fabiola Valle

Durante la campaña para evitar la salida de Susana Villarán del municipio de Lima, distintos rostros se presentaron en mítines y caminatas diciendo No a la revocatoria y cerrando filas cuando se les cuestionaba por el origen del dinero que financiaba sus actividades proselitistas. Pero la historia cambió años después en el Ministerio Público. Ante el equipo especial para el caso Lava Jato, no les quedó otra que desmentir a su exlideresa y amiga

El entorno más cercano de Susana Villarán la dejó sola. Los testigos y los colaboradores eficaces han dado detalles de cómo y con quiénes Villarán orquestó la campaña y quiénes fueron los personajes claves para que Odebrecht y OAS desembolsaran el dinero para el financiamiento del No. 

Para la Fiscalía, estas declaraciones fueron importantes. En diciembre de 2017, ante la Fiscalía, la hoy reclusa dijo que desconocía detalles de la contratación del brasileño Luis Favre y que no tuvo poder de decisión en la campaña.

En esa misma fecha, Anel Townsend la contradijo. Su declaración dejó por los suelos a la exalcaldesa. Confirmó que fue la entonces autoridad quien le precisó el monto de la remuneración del publicista: US$150,000, y que la asociación Amigos de Lima se encargaría del pago. 

El entorno más cercano de Susana Villarán la dejó sola con sus mentiras

El entorno más cercano de Susana Villarán la dejó sola con sus mentiras. (Perú21)

El entorno más cercano de Susana Villarán la dejó sola con sus mentiras. (Perú21)

Otra de las mentiras que dijo Villarán en la Fiscalía es “no conozco los detalles de la campaña porque mi función me impedía una participación directa. Además, varias personas decidieron que Anel sea la vocera”.

Al respecto, Townsend confesó que la propia “Villarán me designó como vocera de la campaña del No”. Esta designación se la comunicó Gustavo Guerra García, entonces asesor edil. Añadió que Susana le dijo que José Miguel Castro recomendó a Luis Gómez Cornejo (exsecretario de Economía de Diálogo Vecinal) como el encargado de los pagos.

Pero no fue la única que le dijo No a la falsa declaración de la exalcaldesa. Ante la Fiscalía, Villarán declaró que no sabía el grado de participación de María Julia Méndez, extesorera de la campaña por el No. Marisa Glave la desmintió en enero de 2018 y que le dijo que Méndez era la persona encargada de la recolección de fondos para la campaña.

En el mismo mes, Salomón Lerner Ghithis, empresario amigo de Villarán, también habló en la Fiscalía. Señaló que fue la propia Susana quien le pidió que se comunique con Favre para que se haga cargo de la estrategia para evitar la revocatoria.

El testimonio del exregidor Marco Zevallos también fue clave para precisar el rol de Villarán. Indicó que por encargo de ella se hizo responsable de la parte legal ante las autoridades electorales. La exalcaldesa había afirmado que no sabía quién dispuso que Zevallos presente documentación ante el JNE. En setiembre de 2018, Guerra García le dio la estocada final. Señaló ante el equipo Lava Jato que “ella (Villarán) tenía total control” de lo que ocurría en la campaña.

TESTIMONIOS DE BRASIL
Los colaboradores brasileños también complicaron la situación de la exalcaldesa de Lima. Leo Pinheiro, exjefe de OAS, le dijo al equipo Lava Jato que luego de ganar la campaña por la No, Villarán le agradeció el aporte efectuado.

El publicista Valdemir Garreta contó a los fiscales que en 2012 viajó a Lima para tratar la campaña del No con la entonces alcaldesa.

Jorge Barata confirmó que Villarán le pidió dinero para financiar la campaña del No y que Odebrecht aceptó la propuesta por el interés que tenía en la concesión Vías Nuevas de Lima y sus peajes.

Ir a portada